El Fénix Trophy se pone al rojo vivo. El Falke de Hamburgo se impuso ayer por cuatro goles a dos al CD Cuenca Mestallistes en Quatre Carreres, en un encuentro que contó con el patrocinio del Ayuntamiento de València, la Fundación Deportiva Municipal (FDM) y la Federación de Fútbol de la Comunitat Valenciana (FFCV). Los alemanes cumplieron con su estereotipo: fútbol dinámico y muy efectivo que doblegó los intentos de los valencianos por llevar el peso de la contienda a través de la posesión. 

El combinado germano se adelantó en el minuto uno con un tanto que hizo mucho daño a los mestallistas, que vieron como en el diez se ampliaba la renta y al filo del descanso se quedaba diez atrás. El Falke castigó en sus ocasiones e invalidó la propuesta del combinado local.

En la segunda mitad se igualaron las fuerzas, pero el equipo de Hamburgo sentenció en el 70. Sin nada más que perder el Cuenca arriesgó y maquilló el marcador con dos tantos, los anotados por Rubo y por Rico. El árbitro decretó el final y dio paso a una estampa de comunión entre ambos que representó la filosofía del torneo