Es uno de los pilotos más en forma. No en vano lleva seis podios en las últimas diez carreras, las tres del final del pasado curso y las siete de esta temporada.

Lleva cuatro podios consecutivos, los mismos que sumó en todo 2019 y en todo 2021, sus mejores años, y entre ellos dos victorias, y va segundo en el Mundial, a 17 puntos del líder. ¿Imaginaba así esta temporada?

El objetivo es estar lo más alto posible, y si las cosas van bien y todo funciona bien debemos estar arriba. Estamos donde creemos que deberíamos estar.

Tuvo dos caídas en Catar y en Argentina, y Aspar le utilizó de ejemplo cuando a Sergio le pasó igual con Holgado, muy crítico con Dirección de Carrera. En su caso no alzó la voz...

Fue Migno en Argentina y Toba en Catar. Dos ceros que pesan un poquito, pero queda mucho campeonato y lo que nos ha pasado a nosotros puede pasarle a otros pilotos. No vale la pena levantar la voz cuando sabes que no te van a escuchar. Vale la pena agachar la cabeza, y seguir trabajando, es lo que estamos haciendo.

¿Hubo algún cambio en Masià para que llegaran cuatro carreras seguidas de éxitos?

No. Simplemente sí que al principio de año sales con la ilusión de pelear un Mundial y llegar lo más alto posible, y tras Argentina me dije de ir carrera a carrera, disfrutar de cada momento, y hacerlo lo mejor posible. Cuando lleguemos a las cinco o cuatro últimas carreras según donde estemos ya decidiremos cuál es la mejor estrategia.

En sus inicios entrenaba con Nico Terol, pero ahora este trabaja para su máximo rival, Sergio García y el Aspar Team. ¿Siguen aún en contacto?

No. Ya no tengo contacto con Nico. Él está manteniendo una relación muy muy profesional con Aspar y sus pilotos, y solo tiene que pilotos de Aspar.

Lleva dos victorias, las mismas que Sergio García, al que tiene ya a 17 puntos. Tras el primer tercio de la temporada, parece que el título puede ser cosa de dos valencianos. ¿Firmaría llegar a Cheste así...?

Firmaría llegar más cerca de Sergio, para ser un tú a tú. Al final, yo creo que los más fuertes somos los que estamos los cuatro primeros: Izan Guevara, Dennis Foggia, Sergio García y yo. Sí que es verdad que Sergio ha tenido esa pequeña ventaja, que solo tiene un cero, y ha estado muy regular. Los demás hemos fallado más. Pero el campeonato es muy largo. No sé si será con Sergio, Foggia o Guevara, pero con cuantos menos me la juegue, mejor. .

¿Mejor resolverlo antes.

Eso no sé si es posible, pero sería un sueño. Iría a firmarlo donde fuese.

¿Qué le parece Sergio García como rival y fuera de la pista?

Nunca hemos tenido mucha afinidad, la verdad. Simplemente una relación de respeto y cordialidad, no por nada, sino que desde un principio no hemos tenido una relación muy cercana. Pero lo veo fuerte, arriesga mucho. Muchas veces le sale bien, pero cuando más veces te la juegas más probabilidad tienes de que te salga mal. Se la juega mucho en las frenadas y en todas las situaciones, y eso tiene sus pros y sus contras. La temporada es muy larga, y yo me quiero mantener un poco más tranquilo, más sereno, para sumar los máximos puntos posibles en cada carrera.

En Le Mans se quitó una espina clavada del año pasado. Ahora a Mugello. ¿Allí qué tal?

Le Mans me debía una, pues hace un año me caí y me rompí el escafoides, y este año me lo ha pagado con la victoria. En Mugello hice podio el año pasado, llevo ya dos (tercero en 2019, segundo en 2021), y es un circuito verdaderamente bonito, que me gusta. Así que con muchas ganas de ir ahí a disfrutar.