El Palco VIP de La Fonteta acogió anoche la tradicional cena de peñistas, que se recuperó después de unos años en un formato más novedoso y dinámico y con 125 asistentes, que pudieron compartir charla con los jugadores y jugadoras de los primeros equipos presentes.

Un acto en el que no faltó Klemen Prepelic, que ayer se unió a los entrenamientos del Valencia Basket tras días de descanso activo en su vuelta del Eurobasket, campeonato que conquistaron el domingo con la selección española sus compañeros de equipo Xabi López-Arostegui y Jaime Pradilla, al ganar la final a Francia.

El escolta esloveno fue eliminado con su selección en los cuartos de final del Europeo el pasado miércoles, cuando los Luka Doncic, Goran Dragic, Vlatko Cancar y compañía se vieron sorprendidos por Polonia (87-90). Prepelic aterrizó en València el sábado y después de descansar durante el fin de semana, el lunes trabajó con el filial y ayer se unió al grupo a las órdenes de Álex Mumbrú, con el que tuvo ya un primer contacto.

Tras la convincente victoria en el amistoso del domingo en Llíria contra un rival de Euroliga como el FC Bayern de Múnich, el equipo disfrutó el lunes de día libre y desde ayer prepara el partido de presentación del próximo viernes contra el Monbús Obradoiro (20:30 horas). Antes de la última cita previa al comienzo de la competición, se espera en València a los dos últimos internacionales que quedan por llegar y unirse al equipo, los campeones de Europa, Pradilla y López-Arostegui. El jueves estarán en la ciudad y, en principio, tendrán unos días de descanso antes de reincorporarse a pleno rendimiento al equipo de Mumbrú a partir de la próxima semana. Está previsto que el viernes ambos participen en la presentación ante la afición en la Fonteta, aunque es poco probable que jueguen el amistoso ante el Obradoiro. Sí podría jugar Prepelic, que no disputa un partido de taronja desde el 27 marzo, cuando se lesionó de gravedad en el último minuto del partido en la pista del UCAM Murcia, con fractura del cubito y radio del antebrazo izquierdo, que le tuvo parado hasta el Eurobasket.