El CD Serranos está de luto por la pérdida de Pipo Arnau, no sólo un gran referente del baloncesto y del fútbol sala en València, sino también del fútbol. Del fútbol de los campos de tierra del cauce del río Túria, cuando el río aún atravesaba la ciudad de oeste a este. “Y en particular, de nuestro club, que nació en 1977 del germen dejado en el antiguo cauce del río Túria por el Deportes Arnau. Nuestras más sinceras condolencias a todos sus familiares y amigos. Esta jornada, todos los equipos de nuestra escuela, en homenaje a Pipo, guardarán un respetuoso minuto de silencio antes de comenzar sus partidos. DEP Pipo ”, informa el CD Serranos en un escrito.

 La historia del CD Serranos comienza en 1977, heredero del Deportes Arnau que fundaron Pipo Arnau y el profesor José Soler Carrión en 1966 como club de fútbol sala. Es en los años 70 cuando consigue que la Federación Valenciana de fútbol le ceda un terreno en el viejo cauce del Túria para construir un campo de fútbol, después de haberse iniciado al fútbol 11 en Nazaret. De tierra, por supuesto. Aquel Deportes Arnau se escindió en tres equipos: El CD Serranos, el Arnau Universal y el Deportes Júcar. Hoy sigue en activo el Serranos, que viste con pantalón negro y camiseta amarilla, equipación que heredó de aquel mítico Deportes Arnau y que también vistió el Universal, y también el Júcar.

10

La vida de Pipo Arnau, en imágenes Levante-EMV

Por el CD Serranos pasaron Juanfran y Roger, futbolistas que llegaron a Primera División. Sin el Deportes Arnau, no hubiese sido posible"

El CD Serranos, que hoy preside Paco de las Marinas, cuenta con 32 equipos y más de 500 jugadores, entre las categorías de fútbol 8 y fútbol 11. Desde querubines a seniors amateurs pasando por Prebenjamín, Benjamín, Alevín, Infantil, Cadete y Juvenil; en total, dan cabida a más de 300 jugadores. Todo un referente de cantera y formación del fútbol base con un respaldo social que hace de su club una entidad deportiva reconocida y valorada en el ámbito deportivo de la ciudad de Valencia. En ella se formaron futbolistas de Primera División como Juanfran García o Roger Martí. Sin aquella iniciativa de Arnau y Soler Carrión, no lo hubiesen conseguido. Y tampoco hoy existiría el CD Serranos, un referente obligado en el panorama del fútbol base valenciano.