El Maratón de València está a solo 20 segundos de recuperar el podio de los maratones más rápidos del planeta, del que fue desbancado por Milán, donde Titus Ekiru corrió en 2h02:57 en 2021, y ha caído a la quinta posición después del ‘paseo’ de Eliud Kipchoge por el Maratón de Tokio en 2022, con 2h02:40. Ese es el tiempo a batir hoy para recuperar la tercera posición. Incluso puede desbancar a Londres del segundo puesto si araña otros cuatro segundos, y supera los 2h02:37 también de Kipchoge. Un tiempo que el mismo atleta solo mejoró en el Maratón de Berlín, un escenario habituado a vivir récords del mundo, el último en 2022 cuando mejoró su plusmarca hasta detener el crono en 2h01.09.

València defiende las 2h03.00 que logró Evans Chebet en la Elite Edition de 2020, donde se establecieron los dos últimos récords de la prueba, con el femenino de Peres Jepchirchir con 2h17.16. El tiempo de Chebet solo lo han superado otros seis atletas a lo largo de la historia, y solo dos de ellos posteriores al que logró el keniata en 2020, que se situó como mejor marca mundial del año en un ranking que coparon los atletas que corrieron en València (no hay que olvidar que fue el año de la pandemia), con las cinco primeras posiciones y nada menos que diez atletas en el Top-15 que se cerró con los 2h05:37 de Philemon Rono. De esos, dos se colaron en el Top-10 masculino mundial, además de Peres Jepchirchir en el Top-10 femenino en sexto lugar. Sexto es Evans Chebet y séptimo Lawrence Cherono, que cruzó la meta cuatro segundos más tarde. Y si nada se tuerce todo apunta a que alguno o alguna más se situará hoy entre esas primeras diez posiciones. Después de la primera oleada de salida de las 8:15 horas, será hacia las 10:18 horas de hoy cuando se conocerá si los ganadores se podrán embolsar los 30.000 euros que el Maratón Valencia Trinidad Alfonso tiene reservados para quien consiga batir los récords de la prueba.

Este año, València es ambiciosa y, acostumbrada a récords del mundo en pruebas como el 10K y el Medio Maratón, apuesta fuerte por la ansiada plusmarca mundial en categoría femenina, con el debut de su ‘embajadora’ Letesenbet Gidey, recordwoman de 5.000 metros en pista en València en 2020 y que en su estreno en la Media en València, en 2021, asombró con un buen bocado al récord del mundo. Sus entrenamientos y su proyección de marcas hacia el 42K hacen que los organizadores se permitan soñar con dar la campanada. El tiempo a batir, las 2h14.04 de la keniata Brigid Kosgei en Chicago 2019. En este caso, el premio es más suculento, 250.000 euros, más todo lo que suponer omper la barrera mundial del maratón.

El de hombres, con solo Eliud Kipchoge capaz de correr por debajo de 2h02 en pruebas oficiales, se antoja imposible, por lo que se confía al menos en batir por novena vez en trece años el récord masculino de la prueba. El etíope Tamirat Tola, con la tercera mejor marca del año, 2h04.14 en Tokio, es el principal candidato.