Entre los felices finishers destacó el concejal de Hacienda de València, Borja Sanjuán que completó su primer maratón: «Es una de las sensaciones más intensas y bonitas que he vivido», destacaba tras cruzar la meta: «son muchos meses de preparación, mucho sacrificio. Cada uno hace el maratón por un motivo, en mi caso es un reto muy personal».

Compaginar sus labor política con los entrenamientos no ha sido fácil: «He tenido que renunciar a muchas cosas, entrenar en horarios intempestivo, pero lo he disfrutado mucho».

Sanjuán se mostró orgulloso de València: «Vivir en esta ciudad es algo maravilloso y correr aquí, todavía más». El concejal de Hacienda recomienda a todos a que vivan esta experiencia: «si alguien está dudando, que no lo haga, que empiece a entrenar ya pensando en 2023. Vale la pena».

Y, de repente, al asfalto

Sanjuán, que tiene 30 años, ha preparado el maratón en un tiempo récord: «Sólo llevo un año corriendo. Antes practicaba otros deportes de equipo. El año pasado unos amigos y yo nos propusimos correr el Medio Maratón y nos hemos enganchado».

El edil valenciano cumplió su objetivo de marca: acabó en 3:48, aunque era lo de menos: «Mi principal objetivo era disfrutarlo, acabar bien y así ha sido, así que estoy muy feliz». Sanjuán le lanzó un órdago al concejal de deportes, Javier Mateo, que siguió muy de cerca a su compañero: «El año que viene no tiene excusa, a correr».