El Valencia Basket pone pie y medio en el ‘play-off’

El equipo de Mumbrú controlan en todo momento al rival gallego en un partido serio en defensa

Víctor Claver, en pleno duelo en una acción del partido de ayer.  | EDUARDO RIPOLL

Víctor Claver, en pleno duelo en una acción del partido de ayer. | EDUARDO RIPOLL / pascual calabuig. valència

pascual calabuig. valència

El Valencia Basket se puso el mono de faena para vencer al Monbus Obradoiro (87-78) y consolidar la octava plaza de la Liga acb Endesa, la última que da derecho a jugar el play-off por el título. Más allá de la brillantez ofensiva de Bojan Dubljevic (18 puntos, 9 rebotes y 28 de valoración) y Chris Jones (14 puntos, 4 asistencias y 18 de valoración), el conjunto de Álex Mumbrú controló siempre el partido merced al esfuerzo colectivo en defensa y un nivel de concentración mayor que el de su rival.

A falta de solo cuatro jornadas, la ventaja sobre el perseguidor más inmediato en la clasificación puede extenderse este domingo a tres victorias. El Río Breogán de Lugo, noveno, cerrará el día jugando en la cancha de un Cazoo Baskonia que aspira al liderato.

La primera mitad quedó definida desde la igualdad. El Valencia BC, conectado desde la defensa, pudo romper mínimamente la igualdad apoyándose en la anotación en la zona de Bojan Dubljevic. Después de un robo con carrera incluida hasta el aro rival de Víctor Claver (15-12, m. 6), Moncho Fernández detuvo el reloj.

Sin embargo, la reacción de los gallegos se pospuso hasta los instantes finales del cuarto. Mientras tanto, los ‘taronja’ llegaron a ampliar su renta hasta un +6 gracias al torbellino ofensivo de Chris Jones, que encadenó ocho puntos (23-17, m. 8). En su peor momento, el Obradoiro se agarró al duelo desde el talento de Thomas Scrubb y Kassius Robertson, y lo hizo hasta el punto de irse al primer paréntesis con una mínima ventaja tras una canasta del hermano de Thomas, Phil Scrubb (23-24, m. 10).

Un 2+1 obra de Jonah Radebaugh devolvió el mando a los locales en un segundo cuarto que comenzó espeso y con errores en ambos bandos. La conexión entre Jones y Kyle Alexander encontró el agujero en la zona rival. Tras dos tiros libres del pívot, el Valencia dominaba por cuatro (34-30, m. 16). No obstante, los de Santiago se mantuvieron en el combate mediante lanzamientos exteriores. En los duelos desde lejos, ‘Dubi’ respondió a Álvaro Muñoz y Martin Hermannsson a Robertson (44-43, m. 19). El islandés volvió a replicar al escolta canadiense penetrando con ayuda del cristal (46-45, m. 20).

El capitán Dubljevic comandó el ataque en la reanudación. Jared Harper sellaría un parcial de 6-0 para colocar la máxima hasta un +7 (52-45, m. 23). El mismo botín tras un triple del ‘5’ montenegrino (57-50, m. 26). Los de la Fonteta limitaron mejor las pérdidas, un control del juego superior que les ayudó a seguir por delante en los momentos de desacierto. Claver, haciéndose hueco en la zona, alcanzó el +8 (61-53, m. 28), y con un palmeo poderoso y un tiro de tres, James Webb mitigó la reacción de Thomas Scrubb y Robertson (66-60, m. 30).

Pradilla estrena su casillero

Nada más comenzar el cuarto final, por fin, Jaime Pradilla pudo estrenar su casillero. El esfuerzo en defensa, cerrando los caminos de los compostelanos hacia el aro, compensaba un día discreto en ataque. Pero un ‘dardo’ de Álex Suárez inquietó a la Fonteta (68-65, m. 33). Entonces, el descaro de Shannon Evans calmó los ánimos con una precisa canasta por elevación y un triple. Pradilla finiquitó en la siguiente jugada el buen trabajo en defensa (75-67, m. 35).

El Obradoiro, sin embargo, no quiso rendirse, pese al +11 de los valencianos a falta de poco más de tres minutos. Los triples de Robertson y Suárez redujeron la ventaja a cinco (81-76, m. 38). Aun así, los gallegos no dieron con la fórmula para dañar a un equipo ‘taronja’, concentrado y serio, que terminó ganando de nueve (87-78, m. 40) tras los tiros libres de todo un seguro desde la línea, Jones.