02 de julio de 2018
02.07.2018
Expansión

Porcelanosa, a solo 20 pasos de alcanzar la cifra de mil tiendas en todo el mundo

Después de inaugurar el «showroom» en la ciudad inglesa de Reading, la firma de Vila-real anuncia la inminente apertura de un nuevo establecimiento en Cambridge, que será el número 44 en el Reino Unido y sumará 981 a nivel mundial

01.07.2018 | 20:39
Inauguración en Reading: Silvestre Segarra, vicepresidente ejecutivo de Porcelanosa y María José Soriano, consejera delegada de Porcelanosa, junto a Irina Shayk y directivos de la firma en Reino Unido.

El 21 de junio pasado, Porcelanosa inauguraba en la ciudad inglesa de Reading su tienda 980. La cifra ya sitúa a la empresa al borde de la cifra mágica y redonda del millar de puntos de venta, si bien desde la propia compañía afirman que no hay fecha para tal acontecimiento, del que no hay comparación en el mundo de los fabricantes de pavimentos y revestimientos cerámicos.

En este caso, la top model rusa Irina Shayk era la madrina de un evento que reunió a 400 invitados de excepción, y en el que la firma de Vila-real estuvo representada por el vicepresidente ejecutivo, Silvestre Segarra, así como por la consejera delegada María José Soriano. La elección se debe a que Reading es el centro de negocios más importante del área metropolitana sur de Londres. Pero la maquinaria no para. En el plazo de pocas semanas, la marca ya tiene programada la que será su apertura 981. En este caso, la ciudad elegida será Cambridge, también en tierras británicas.

Cristina Colonques, directora de la división de Comunicación & Marketing Corporativo de Porcelanosa Grupo, es la encargada de anunciar el que será el nuevo hito en la imparable evolución de la marca. Un crecimiento que acerca a la empresa a la cota del millar de tiendas en todo el mundo, aunque Colonques subraya que en la expansión geográfica de las tiendas de Porcelanosa lo que importa no es el número, sino el servicio y el papel que presta a los consumidores.


La tienda 1.000
«No tenemos fecha para la tienda 1.000. No es nuestro objetivo, intentamos estar donde el mercado nos lo demanda», confirma a Levante-EMV, mientras concreta que el nuevo punto de venta de Porcelanosa en Cambridge, la ciudad universitaria por excelencia, será una exposición de 1.500 metros cuadrados. La tienda propia número 44 que la firma active en el Reino Unido.

Calidad, servicio y proximidad al cliente son claves en la estrategia de aperturas. «Comenzamos en España abriendo tiendas y son fundamentales para nuestro desarrollo. No concebimos el Grupo Porcelanosa sin la figura de las tiendas propias; ha sido, es y será un pilar fundamental para nuestra compañía», afirma Cristina Colonques. «Gracias a las tiendas hemos podido dar diseño, calidad y servicio, algo por lo que somos mundialmente reconocidos», destaca, mientras admite: «Sabemos que el tipo de tienda que tenemos es poco habitual. Ofrecemos un servicio global para el cliente, tanto durante como después de la venta, y eso es clave para nuestros consumidores».

Según los planes anunciados, al arranque del año, por la consejera delegada de Porcelanosa, María José Soriano, para este 2018 estaban previstas un total de 13 aperturas (tres en Reino Unido, dos en Estados Unidos, y una en Colombia, Eslovaquia, Italia, Córcega, Sicilia, Dubai, Kuala Lumpur y Sri Lanka) y una ampliación (Miami). A las que hay que sumar la reciente inauguración del showroom en la mexicana Playa del Carmen. Además, también está contemplada la ampliación de su centro logístico de Ramsey (Reino Unido). Aun así, «para nosotros tienen tanta importancia las ventas en tienda como las ventas a profesionales a través de cualquier otro canal», matiza Cristina Colonques.


Estrategia de aperturas
Ciudad de México, Los Ángeles, Nueva York, Sydney, Buenos Aires, Riad, Pekín, Shanghai? en la red comercial de Porcelanosa Grupo en todo el mundo no se pone el sol. Pero la decisión de abrir nuevos puntos de venta no es aleatoria. «En principio, solemos estudiar la apertura de tiendas según el crecimiento del país y la apertura de mercado. Para Porcelanosa Grupo es muy importante poder dar servicio y que el cliente encuentre una de nuestras tiendas cerca de él; así que procuramos tener, o bien tienda propia o bien distribuidor, en todas las ciudades con una cierta población», declara Cristina Colonques.

La apertura de la tienda permite ofrecer un servicio integral para todo tipo de demandas. «Por supuesto en nuestras tiendas caben todo tipo de clientes. En algunas de ellas incluso tenemos equipos de proyectistas que ayudan al cliente a la hora de elegir la cerámica para su casa, un baño o una cocina. Programas 3D, interioristas, arquitectos, están a disposición del cliente para ayudarle en sus necesidades. Según el tipo de cliente y sus peticiones, la atención será totalmente personalizada en cada una de las tiendas Porcelanosa», explica Cristina Colonques.

No se entiende el crecimiento y el éxito de las propuestas de Porcelanosa en el mercado sin el papel de un punto de venta. «No concebimos el Grupo Porcelanosa sin tiendas propias alrededor del mundo. Se apostó fuerte por ellas desde el principio y es algo que nos ha funcionado muy bien. El cliente está muy bien atendido por profesionales en nuestras tiendas que pueden indicarle cuáles son los mejores productos según sus necesidades», afirma.


La 5.ª Avenida
Y de entre las 980 tiendas que Porcelanosa Grupo tiene abiertas en el mundo, una sobresale por encima de todas: «La que tenemos en el 202 de la 5ª Avenida de Nueva York». El 9 de septiembre de 2015, la compañía abría su f lagship store en el Commodore Criterion. El emblemático edificio hace esquina con la calle Broadway y mira de frente a otro emblema de la ciudad de los rascacielos, el Flatiron. Invirtió 60 millones de euros en su compra y reforma, que corrió a cargo de Norman Foster. «Es nuestro activo de mayor valor. Estamos muy orgullosos», concluye Cristina Colonques. Tal vez por eso Porcelanosa Grupo se encuentra ya inmersa en el proceso de ampliación de su punto de venta en la Gran Manzana gracias a la adquisición del edificio anexo, por unos 22 millones de euros, lo que le permitirá ampliar la superficie de sus instalaciones en Nueva York hasta superar los 3.500 metros cuadrados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook