La multinacional alemana Zschimmer & Schwarz cumple 125 años. Y para celebrarlo, ha instalado en su planta de Vila-real, un contenedor multimedia de carga marítima con el que se pretende «acercar nuestra historia, valores y tradiciones y nuestras siete divisiones de negocios a trabajadores y visitantes de los seis continentes», explica Pedro Hernández, deputy general manager de la delegación española.

El container, que recorrerá 26.000 kilómetros para visitar las 10 delegaciones de la firma repartidas por el mundo, ya ha pasado por Alemania, Estados Unidos y Argentina, y después de pararse en Vila-real seguirá rumbo a Italia y Francia.En agosto de 2019, el contenedor multimedia finalizará su gira mundial y regresará a su lugar de origen en Alemania, donde se unirá a otros siete containers para completar una exhibición permanente sobre la compañía

«El container es el escenario perfecto para conocer, comunicar e intercambiar impresiones sobre nuestra compañía líder y referente en la fabricación de productos químicos especializados, a través de contenidos interactivos y experiencias acumuladas durante el viaje», indica Hernández, quien, en la presentación del evento, ha estado acompañado por la presidenta de la Cámara de Comercio de Castelló, Dolores Guillamón, quien en su intervención ha destacado que la firma se ha convertido «en sinónimo de calidad, de implicación, de innovación y desarrollo, y, sobre todo, de compromiso con la provincia de Castelló a la que llegó para sumar».

Zschimmer & Schwarz cuenta con 28 compañías en 15 países repartidos por los cinco continentes. El grupo empresarial alemán, fundado en Chemnitz en 1894, es un fabricante líder de productos químicos especializados, y sus más de 1.300 empleados están desarrollando soluciones individuales, que se comercializan bajo el lema Hechas por Zschimmer & Schwarz, para clientes conocidos de numerosos países y de los sectores más variados.

Zschimmer & Schwarz España, por su parte, «personifica la combinación de una empresa familiar tradicional y una empresa química innovadora»., indica Hernández.

Dos décadas en España

El balance de los primeros 20 años de Zschimmer & Schwarz en Vila-real «es muy positivo», ha explica Hernández, quien subraya que la situación de la empresa es «buena». De hecho, en el año 2000, la firma facturaba 8 millones de euros y, sin dejar de crecer en ningún momento, la delegación española cerró 2018 con unas ventas de 28 millones de euros. Hernández subraya que la exportación significa ya «el 75 % de nuestro negocio total y exportamos a todos los países con industria cerámica».

Un crecimiento económico que ha ido parejo al aumento de su plantilla: «En 2010 la empresa contaba con 14 profesionales y en 2018, y después de registrar una evolución constante y ascendente, somos ya 39 profesionales», explica Pedro Hernández, quien destaca que la mayor parte son trabajadores altamente cualificados: «El 43 % son universitarios, el 26 % han cursado Formación Profesional y solo el 31 % son operarios. Necesitamos profesionales muy preparados a nivel académico porque la innovación forma parte de nuestras señas de identidad».

El container multimedia permanecerá en las instalaciones de Zschimmer & Schwarz en Vila-real hasta el próximo miércoles para divulgar la historia y los proyectos de la multinacional.