Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

'Tile of Spain' espera cerrar 2020 con una caída de las exportaciones del 14 % "en el peor de los casos"

El presidente de la patronal azulejera Ascer, Vicente Nomdedeu, asegura que las cifras de junio, julio y agosto «son positivas» y reflejan crecimientos comerciales con respecto al año anterior

'Tile of Spain' espera cerrar 2020 con una caída de las exportaciones del 14 % "en el peor de los casos"

'Tile of Spain' espera cerrar 2020 con una caída de las exportaciones del 14 % "en el peor de los casos"

El presidente de la patronal Ascer, Vicente Nomdedeu, asegura que las previsiones que maneja el sector español productor de pavimentos y revestimientos cerámicos «son de cerrar el actual ejercicio con una caída de las exportaciones del 10 %» pero con una variación de cuatro puntos tanto en positivo como en negativo. Es decir, «en el mejor de los casos la caída será del 6 % y del 14 % en el peor de los escenarios». Un vaticinio que Nomdedeu realiza en base a los datos de ventas de junio, julio y agosto, meses en los que se han conseguido cifras positivas con crecimientos con respecto al mismo periodo de 2019. Una evolución positiva en los meses estivales que se debe a que parte de los mercados estratégicos de la industria española, sobre todo Alemania y Estados Unidos, «han funcionado muy bien, aunque hay otros mercados estratégicos que han funcionado mal o peor», matiza el presidente de Ascer, quien recuerda que en los meses de abril y mayo «el sector estaba en unas pérdidas de facturación del 40 % y del 50 %». En este sentido, Vicente Nomdedeu se muestra positivo y asegura que si la medicina encuentra de forma rápida una solución a la crisis sanitaria de la covid-19 «el despegue será muy fuerte porque no hay otro motivo económico importante que haya provocado esta situación tan crítica». En cualquier caso, el presidente de Ascer reconoce que es «muy difícil» en estos momentos hacer cualquier tipo de previsión «porque hay mucha incertidumbre y, realmente, la única certidumbre es la incertidumbre». Entre los meses de enero a junio, último periodo del que se tienen datos oficiales, las exportaciones azulejeras registraron un descenso del 9,5 %, pero la caída de la producción, según los datos facilitados por Vicente Nomdedeu, alcanza el 13 % en los seis primeros meses del año. Con respecto a la evolución de la plantilla global del sector, asegura que la fórmula de los ERTEs tiene que seguir, «y si están hasta finales de junio, muchísimo mejor», ya que sin esa herramienta «habrá más desempleo» y con ella, sin embargo, las empresas podrán seguir «aguantando los malos momentos durante más meses, y todo indica que hasta que no pase un año o un año y medio las cosas no se solucionarán». En este sentido, el presidente de Ascer puntualiza que la industria azulejera española «tiene muchos retos por delante, por eso hay que seguir trabajando duramente y con esfuerzo para mantener la industria y los puestos de trabajo». Uno de los retos más inmediatos que tiene el sector azulejero español es saber si la situación sanitaria permitirá celebrar en febrero la feria Cevisama en València, la más importante manifestación promocional y comercial para las empresas cerámicas españolas. Su futuro depende de cómo evolucione la pandemia, por lo que podrá mantenerse en las fechas establecidas, del 8 al 12 de febrero; retrasarla o, hasta incluso, suspenderla. La Conselleria de Hacienda y la patronal azulejera Ascer han firmado un convenio para el desarrollo de actuaciones en el marco del Plan de Acción para la Transformación del Modelo Económico 2027. «No queremos producir simplemente más, sino mejor. Queremos ser competitivos y este convenio ayuda a la mejora de la productividad y, por tanto, a una competitividad sana en la que queremos tener cada vez mayor cuota de mercado en todo el mundo», ha subrayado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, quien ha puntualizado que la digitalización y la sostenibilidad «son las dos grandes áreas junto a la resiliencia, que nos vinculan al proyecto europeo para la recuperación». A través de este convenio, la Generalitat destinará un millón de euros a Ascer para impulsar la transformación y modernización de la estructura productiva del sector cerámico. Asimismo, se pretende promover la reactivación económica y social, especialmente en el sector cerámico, con el objetivo de consensuar los objetivos del Plan de Acción para la Transformación del Modelo Económico 2027, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU. La colaboración que se establece en este convenio está encaminada a dar una respuesta adecuada a los principales retos que la sociedad valenciana debe afrontar en la próxima década, según se prevé en el Plan de Acción para la transformación del modelo económico valenciano 2027. Las actuaciones del convenio redundarán en el fortalecimiento de la competitividad de la economía valenciana adaptada a los desafíos tecnológicos; en la mejora de los niveles de bienestar de los valencianos; en la generación de más y mejores empleos, en la mejora de la seguridad y la salud en el trabajo; y en la garantía de la igualdad de oportunidades.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats