Keraben Grupo ha definido las tendencias en cerámica para los años 2021 y 2022 a través de una webinar organizada por Pepa Casado, cofundadora de la consultora Future-A y especialista en investigación de tendencias.

Las conclusiones obtenidas sobre las tendencias y los cambios en las viviendas a causa del confinamiento no se limitan a los aspectos estéticos, sino de nuevas formas de entender los hogares que han pasado a ser fundamentales para comprender la función de las residencias en los próximos años.

La nostalgia de los tiempos pasados, el ansia de libertad, la necesidad de la conexión con la naturaleza o el sentimiento de protección han sido aspectos clave que han transformado las necesidades de las personas y, con ellas, la estética y funcionalidad de sus viviendas, nuevos retos para la industria cerámica siempre en constante evolución y mejora. Todos estos cambios y evolución pueden aglutinarse en tres conceptos claves: Home Sanctuary, Rural & Contemporary y Neo Déco, todos ellos con unas características y filosofía muy definidas.

Home Sanctuary presenta la vivienda como refugio. Es una de las tendencias clave para comprender el origen de partida y los caminos hacia los que se dirigen las nuevas líneas de diseño. La pandemia y la obligatoriedad de pasar más tiempo en casa ha provocado que los ciudadanos vean sus hogares de una forma distinta.

«En una época marcada por la ansiedad, se recurre a la vivienda como un santuario que lucha contra el estrés y los temores del mundo exterior, teniendo en cuenta la comodidad, la flexibilidad, la durabilidad y la productividad. La vivienda se ha convertido de nuevo en el centro de nuestra vida y ha pasado, además, a ser un entorno seguro, al tiempo que se ha transformado en un espacio multifuncional; colegio, gimnasio, oficina, restaurante o sala de cine en un mismo espacio», se indica desde Keraben.

Desde la compañía azulejera también se destaca que en el encuentro quedó desmostrado que la Covid-19 «también nos ha obligado a parar y contemplar la vida desde otra perspectiva. Las nuevas generaciones valoran la tranquilidad y todo aquello que le aleja del estrés que genera la tecnología, sin dejar a un lado la importancia que tiene en sus vidas. Han abandonado el FOMO, Fear Of Missing Out (miedo de perderse los acontecimientos), por el JOMO, Joy Of Missing Out (satisfacción por perderse los acontecimientos). Han aprendido a llevar una relación mucho más sana con las redes sociales y entienden que la salud mental y física está por delante de cualquier aspecto más superfluo. Actividades como la meditación han pasado a ser esenciales en el día a día y el hogar es el espacio en el que se desarrollan».

Todos estos aspectos se reflejan en la decoración con el uso de tonos tranquilos, superficies con textura y materiales naturales, siempre buscando la conexión entre el interior y el exterior de los espacios: en los materiales reinará la predilección por la calidez en las estancias, la exaltación de un minimalismo más bien esencialista deja a un lado todos aquellos elementos que no son funcionales, y el confinamiento ha demostrado que el deporte y la limpieza aportan un equilibro mental que se ha establecido como un aspecto necesario dentro de los hogares.

Rural & contemporary, por su parte, simboliza la conexión con la naturaleza se ha convertido en un punto de partida clave para cualquier hogar. Durante los meses de cuarentena, el volumen de ventas de semillas y plantas creció un 320 %. Después de varias semanas sin poder salir de sus viviendas, las personas han vuelto a reconectar con los espacios verdes.

Ese espacio temporal y físico con la naturaleza ha provocado que la sociedad necesite acercarse de nuevo a ella, tanto fuera de sus hogares como en su interior. De ahí surge el movimiento del preparacionismo y la autosuficiencia. El subconsciente teme un nuevo confinamiento y eso incita a las personas a rodearse de vida natural en nuestro día a día. Siguiendo la misma línea, lo cercano pasa a ser la opción más segura y, a la vez, una vía de escape hacia la nostalgia del pasado. Por esta razón, la artesanía tradicional se posiciona como un aspecto muy interesante dentro de esta tendencia.

En esta línea se exploran todo tipo de espacios en base a la vegetación que se les puede agregar bajo una perspectiva de naturalidad y sencillez. El movimiento Rural & contemporary da un paso más e investiga desde el bienestar psicológico en el lugar de trabajo hasta una mayor longevidad. En los espacios de oficina los beneficios para los trabajadores pueden ir desde la limpieza del aire y la reducción de los niveles de ruido hasta la reducción de las tasas de estrés y enfermedad y el aumento de la productividad y la creatividad.

Neo Déco podríamos calificarse como la nostalgia convertida en tendencia. En ella se observan claramente ligeras (y no tan sutiles) pinceladas de icónicos diseños del art déco y el art nouveau. Con este movimiento damos la bienvenida a los nuevos años 20. Esta nueva época está marcada por la añoranza de los tiempos pasados. Los momentos referentes nos ayudan a conectar con la realidad y el espacio.

Los expertos constatan que, después de una etapa de restricciones, se espera la llegada de tiempos de desenfreno. Se da la casualidad de que los famosos años 20 trataron de eso, fue una época de bonanza después de varios años de penurias. Este emblemático momento en la historia se enlaza con la actualidad y recupera parte de su encanto y ansia de libertad.