50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista

Juan Vicente Bono: "El sector de maquinaria cerámica cerrará 2022 con una caída del 10% de facturación"

Bono pronostica que en el final del año se va a «tener menos trabajo» porque «las inversiones ya se están aminorando»

Juan Vicente Bono, presidente de la patronal Asebec. | LEVANTE-EMV

En qué situación se encuentra ahora mismo el sector productor de maquinaria para la industria azulejera?

Estamos, ahora mismo, en una situación que podríamos calificar de buena… o relativamente buena. Nuestras empresas están todavía arrastrando las grandes inversiones del sector azulejero que se iniciaron mucho antes. Por eso, a fecha de hoy, todavía arrastramos una carga de trabajo que es bastante importante. Además, hay que tener en cuenta que, como es habitual, los meses de verano estamos centrados en lo que es el mantenimiento y la puesta a punto de las plantas azulejeras… O sea, que hasta ahora no nos ha faltado trabajo, pero es cierto que esas inversiones ya se están aminorando. Estos tres últimos meses del año vamos a tener menos trabajo.

¿Cuál será, según sus previsiones, el balance de 2022?

Ya es seguro que vamos a acabar el año con una reducción de la facturación con respecto a 2021, que para nosotros fue un año récord; pero creo que todavía registraremos unas cifras que podemos considerar buenas. Pero estamos preocupados, muy preocupados, ya que, debido al gran aumento de los costes energéticos, tanto del gas como de la electricidad; y la subida brutal de las materias primas, estamos viendo ahora como las azulejeras están parando sus hornos y frenando sus actuaciones. Y eso nos preocupa, cómo es lógico.

¿De qué reducción de negocio estamos hablando?

Es difícil cuantificar esa caída que todavía está por venir, pero yo me atrevería a decir que el sector de maquinaria cerámica cerrará 2022 con una caída de su facturación en torno al 10 % con respecto a las cifras de 2021, que fueron 438 millones de euros, de los que 340 correspondieron al mercado nacional y los 98 restantes se deben a la exportación. Son cifras muy superiores a las registradas antes de la pandemia.

¿A qué factores se debe esa previsible reducción de la facturación?

Principalmente por la caída de la inversión de nuestro principal cliente, que es sector azulejero español, pero también se debe a la pérdida de uno de nuestros mejores clientes a nivel internacional, que era Argelia. Y solo Argelia suponía cerca de un 10 % de nuestras exportaciones. Y lo peor es que no vemos salida. La situación está gangrenada. Nosotros vendíamos a Argelia mucho, sobre todo moldes y maquinaria de decoración digital y ahora se han parado todas las ventas, pero nuestros competidores italianos sí que lo hacen y, a lo larga, nos afectará mucho.

¿Cómo piensan recuperar ese 10 % que se va a perder?

Nuestra política siempre es volcarnos en el extranjero cuando no tenemos trabajo en casa, y eso es lo que haremos ahora. Por eso esperamos que Tecna nos abra las puertas de nuevos clientes. Tenemos que vender en otros mercados lo que hemos perdido con Argelia y lo que vamos a perder en España. Vamos a centrar nuestros esfuerzos en Hispanoamérica, principalmente, como México, Colombia y Perú. Pero no hay que olvidar que a través de la decoración digital, con marcas como Kerajet y EFI, la maquinaria española está en todo el mundo.

¿Y cómo se vislumbra el futuro a corto plazo?

Siempre hay saltos tecnológicos en el sector que obligan a modernizar la tecnología, como pasó con los grandes formatos, la decoración digital o el esmaltado de las piezas mediante inkjet, la recuperación de energía, etcétera. Y ahora está la reducción de emisiones de C02 a la atmósfera para intentar conseguir los objetivos de descarbonización que ha marcado la Unión Europea. El sector es un gran consumidor de combustibles fósiles y se están llevando a cabo múltiples proyectos de investigación que aporten soluciones reales y eficaces. El sector azulejero invierte mucho cuando hay cambios tecnológicos, y ahora se requieren esos cambios. Hay mucha actuación energética en el que nuestras empresas van a estar ahí: bien sean con hornos eléctricos o de hidrógeno… Muchos procesos de la producción azulejera van a cambiar drásticamente.

¿Qué va a ofrecer Asebec en la feria Tecna?

Una docena de empresas españolas especializadas en el proceso cerámico se han trasladado a Italia. Tecna, que comenzará mañana, aglutinará a nueve empresas, adema de al Instituto de Tecnología Cerámica (ITC), y otras dos empresas están exponiendo en la feria Cersaie. La presencia en este tipo de eventos está marcada por el contacto personal, que se hace necesario para poder mantener una relación fluida ente cliente y proveedor. Dada la situación en la que nos estamos viviendo de cambios constantes el todo el proceso productivo, adecuándose cada vez más al 4.0, estas relaciones tienen un mayor calado para ir perfilando el futuro de cada una de las fábricas cerámicas.

¿Qué buscan los clientes internacionales en la maquinaria española?

Nosotros somos líderes en el tema de la decoración y el esmaltado digital, tanto lo que es en maquinaria como en complementos. La inkjet es, ahora mismo, uno de los aspectos más importantes de nuestro negocio a nivel internacional, pero no hay que olvidar que en España contamos con importantes fabricantes de muy distinta maquinaria y tecnología para la fabricación y la manipulación de las baldosas cerámicas, que van desde los moldes o los hornos hasta el empaquetado y paletizado del producto.

Compartir el artículo

stats