Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El "blockchain" se impone en el sector

El "blockchain" se impone en el sector

Es muy complejo preparar los puertos del futuro europeo alejándolos del modelo actual y conocido por todos. Hay mucha frontera marítima y cantidad de puertos con posibilidad de recepcionar buques portacontenedores y todos los países tienen competencias sobre sus tráficos portuarios. Difícil de entenderse. Obviamente, no es el mismo problema que tiene nuestro principal proveedor de mercancías para los recintos del Mediterráneo, es decir China, que tiene una sola voz de mando. Allí todos van a una, como Fuente Ovejuna. De hecho, el puerto de Shanghái ya cuenta con terminales totalmente automatizadas y un elevado grado de digitalización.

El llamado proyecto Corealis, en el que participa ATEIA, procura llegar a un entendimiento europeo sobre el puerto del futuro y en él participan Amberes (segundo en número de contenedores) y el de València (quinto en Europa y primero en el Mediterráneo). También están otros grandes emplazamientos portuarios del viejo continente como El Pireo (Grecia), Livorno (Italia) y HaminaKotka (Finlandia).

La primera vez que escuchamos la palabra «Hackathon», dentro del marco de un proyecto de innovación europeo, nos sorprendió mucho, pues resultaba un formato inusual para desarrollar este proyecto. Pero esta palabra se ha extendido, utilizándose en múltiples sectores para evolucionarlo hasta lo que hoy se concibe como «un evento en el que tanto participantes individuales como equipos previamente formados, se congregan durante un tiempo determinado (desde horas a días) para aportar soluciones innovadoras a los retos planteados por el ente que lo organiza, con el objetivo de ganar los premios anunciados».

Desde la Fundación Valenciaport se decidió que unos cuantos asistiéramos porque en nuestra organización ya existen varios proyectos y podemos organizar este tipo iniciativas para impulsar la digitalización en los proceso de gestión. De una parte, el más inmediato es el planteado por el consorcio Alastria, coordinado por la Fundación Valenciaport e Innsomnia, definiendo grandes retos para el Puerto de Valencia en relación a la identidad digital con base de tecnología Blockchain o cadenas de datos.

A través del citado proyecto europeo Corealis el Puerto de València, al que ya ha dado el pistoletazo de salida en la reunión mantenida con algunos de los agentes implicados (Asociación Naviera Valenciana, ATEIA, ELTC y APV, entre otras entidades), nos involucramos en la construcción de grandes retos para definir el futuro que nos espera, en el que los resultados deben ser de utilidad para toda la comunidad portuaria porque hay que mantener la competitividad y liderazgo de nuestro puerto.

Compartir el artículo

stats