Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

¿Acceso por tren o carretera?

¿Acceso por tren  o carretera?

¿Acceso por tren o carretera?

hace algunos meses, el alcalde Joan Ribó proponía que el acceso norte al Puerto de València fuera exclusivamente ferroviario. La idea en la teoría es buena puesto que parece que reduce el número de camiones y la contaminación, pero en la realidad no es así. El tráfico ferroviario sólo puede competir con la carretera en el supuesto de ser un trayecto punto a punto, o bien, que sea compensado con una media/larga distancia.

En el caso que nos ocupa? ni una cosa ni la otra. Efectivamente existe un único punto de destino común que es el puerto de Valencia, pero el origen son muchas y diferentes fábricas en la zona de Castellón, Vila-real, Onda..., lo que obliga a una previa concentración de todos éstos en un mismo nodo o plataforma intermodal que Ribó propone sea en Sagunt. Dicha concentración obligatoriamente debe realizarse en camión, por lo que no se reduciría el número de camiones moviéndose, sino la distancia que recorren.

En concreto, la distancia media que recorrería un camión desde esa zona norte hasta la plataforma intermodal (que debería construirse) sería de unos 50 kilómetros. Una vez allí, el contenedor estaría sometido a varias manipulaciones por grúas para cambiar del modo carretera al ferrocarril.

En el caso del acceso norte por carretera, la distancia media que recorrería un camión desde esa misma zona hasta el puerto de Valencia sería de 60 kilómetros. ¿Es justificable la propuesta del alcalde por 10 kilómetros?

Medioambientalmente: claramente no, ya que la contaminación que conseguimos reducir con esos 10 km la aumentamos en prácticamente igual medida al tener grúas funcionando todo el día en la plataforma intermodal.

Económicamente: el coste del transporte usando la propuesta de Ribó ascendería a casi 450 euros por contenedor frente a los 150 euros que costaría usando el acceso norte por carretera, es decir, el triple. Y eso sin contar la inversión de muchos millones que supondría a la ciudadanía la construcción de la plataforma intermodal en Sagunt, ya que esa no es una inversión privada como por ejemplo la de la terminal norte del puerto, sino totalmente pública. Socialmente: ¿cómo explicamos a las fábricas del Camp de Morvedre y de la Plana Baixa que dejan de ser competitivas con las de otros puertos/países por el sobrecoste logístico local? Quien pierde en esto no es una o varias empresas del puerto, sino muchas y variadas fábricas que emplean a miles de valencianos.

Muy diferente sería la conexión ferroviaria directa entre los puertos de València y Sagunt para alcanzar el ambicioso proyecto Megaport, pero eso es otra historia?

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats