Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reactivación de las fábricas españolas dispara el tráfico de exportación de Valenciaport

El espectacular crecimiento de la actividad de carga en los muelles con destino al exterior, que crece un 18 %, contrasta con la caída de las importaciones por el desplome del consumo en España

La reactivación de las fábricas españolas dispara el tráfico de exportación de Valenciaport

La reactivación de las fábricas españolas dispara el tráfico de exportación de Valenciaport levante-emv

En medio del parón económico por la pandemia de coronavirus sorprende el espectacular crecimiento de la actividad en los muelles del Puerto de València durante este verano. En agosto superó por primera vez en la historia los 500.000 contenedores movidos en un solo mes. ¿Por qué? Las razones hay que buscarlas en los tráficos de exportación. El aumento de la actividad comercial de Valenciaport tiene que ver con el crecimiento de los contenedores llenos, cuya manipulación mejoró un 11,52% y especialmente los dedicados a exportación. Estos registraron un tirón del 18 % en este mes de agosto respecto al mismo mes de 2019. «Se trata de un dato que refleja la activación de la producción de bienes y productos de la industria española y sus ventas al exterior», aseguran desde la Autoridad Portuaria de València (APV). El presidente de Valenciaport, Aurelio Martínez, destaca que desde finales de mayo han crecido los tráficos de carga (exportación) pero no tanto los de descarga (importación) porque el consumo sigue estancado. Además, recuerda que el porcentaje de barcos parados en plena crisis de la covid-19 era del 10%, cifra que en los dos últimos meses se ha reducido hasta el 3%. «Estos índices son una muestra de la recuperación del tráfico marítimo mundial», explica Martínez. Para el presidente de la APV, en los próximos años «los flujos comerciales seguirán creciendo aunque a tasas menores y el papel de la logística seguirá siendo clave». «Por ello, tenemos que prepararnos para seguir siendo un lugar estratégico y de referencia», comentó este pasado jueves durante su intervención en la Cátedra Demetrio Ribes de la Universitat de València, donde presentó la ponencia El futuro de la logística portuaria en la era post Covid-19 En el mes de agosto los países que más dispararon su relación comercial con Valenciaport fueron India (61,8), Italia (118,4) y Marruecos (66,1%).

Por lo que respecta a los países con los que se gestionaron más contenedores, la primera posición en agosto la ocupó China con 64.149; seguido por EE UU, con 53.488 unidades. Martínez puso en valor los planes de expansión de Valenciaport y que pasan sobre todo por «el ferrocarril, las autopistas del mar, el respeto al medio ambiente, la digitalización o la automatización de procesos», objetivos fundamentales para seguir siendo un referente en las grandes rutas comerciales. En este sentido, comentó que «para seguir siendo competitivos como hub portuario necesitamos la mejor conexión ferroviaria». Por su parte, Josep Vicent Boira, profesor del departamento de Geografía de la Universitat de València y comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo, afirmó durante su intervención en la citada jornada que «España tiene dos grandes retos, el cambio climático y la dependencia de la cadena global que pueden ser superados por el aumento del transporte ferroviario. Los puertos deben tener mejores conexiones ferroviarias y apeaderos para trenes de 750 metros». Según Boira, es necesario «invertir en infraestructuras de mayor valor añadido, construir una hoja de ruta para la transición ecológica en el transporte y marcar un objetivo para aumentar el uso del ferrocarril para el transporte de mercancías». En el comparativo con 2019 de las cifras acumuladas de lo que llevamos de 2020 los datos de Valenciaport siguen condicionados por la crisis del coronavirus. Así, en los primeros ocho meses del año, el tráfico de mercancías superó los 51 millones de toneladas; un 7,41% menos que en el mismo periodo de 2019. En los mismos ocho meses se movilizaron un total de 3.452.112 TEU (unidades de veinte pies), lo que supone un 7,35% menos que el ejercicio anterior. La mercancía que llega por contenedor registró una tendencia más moderada con 39,93 millones de toneladas y un descenso del 4,57%, mientras que el resto de las mercancías (granel líquido, granel sólido y no contenerizado) presentaron cifras negativas de dos dígitos.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats