Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigilancia a vista de pájaro

Vigilancia a vista de pájaro

Vigilancia a vista de pájaro

No es un secreto que el Puerto de València es un referente en el ámbito de la innovación. Smartport, Puertos del Futuro, Puertos 4.0, Transformación digital... son términos que se escuchan cada vez más cuando nos referimos a este enclave portuario. Todos ellos, asociados a los grandes desafíos actuales relacionados con el cambio climático, la seguridad, la protección y la eficiencia y cuyo principal objetivo es dar respuesta a las necesidades de sus clientes y de la sociedad en general. Pero, cabe destacar que en el ámbito de la seguridad y la protección el Puerto de València ha dado un paso más allá, evaluando las mejores tecnologías de vanguardia como la teledetección. Se trata de una tecnología que permite obtener información de alta precisión de manera remota en un área o zona concreta. Aunque el concepto de teledetección o sensor remoto no es estrictamente nuevo, sí cabe señalar que la creciente irrupción de los drones en nuestras vidas permitirá recabar la información de una manera más rápida y sencilla en zonas de difícil acceso, así como conseguir un mayor control de áreas complejas como los puertos. Por otra parte, la tecnología de la teledetección también contempla los servicios ofrecidos por el programa Galileo (Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) de la Unión Europea), que proporciona información precisa para aplicaciones de posicionamiento y de tiempo a través de imágenes satélite. Estas tecnologías pioneras están ya presentes en diferentes proyectos en los que participa la Fundación Valenciaport y que contemplan pilotos en las instalaciones del puerto de València. Un ejemplo de ello es el proyecto europeo ´PASSPORT´, cofinanciado por el Programa H2020, que combina ambas tecnologías de teledetección.

Por un lado, los drones o vehículos semi-autónomos (aéreos, terrestres o submarinos), que servirán para la inspección de áreas de trabajo de difícil acceso, control de la zona marítima, supervisión de operaciones portuarias e incluso para nuevos servicios, como la desinfección de zonas logísticas, derivados de la pandemia del covid-19. Y por otro, el uso de servicios de los programas de satélite que nos aportan información precisa de entornos tan dinámicos como los puertos. Esta apuesta continua por la innovación ha convertido al Puerto de Valencia en un referente internacional, siendo el primer puerto español en superar la cifra de los 500.000 TEU (este mes de agosto) y el 5º puerto europeo en este tipo de tráfico, los contenedores. Sin duda trabajar duro es importante e innovar imprescindible.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats