Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribuna

La recuperación pasa por el puerto

E s obvio que la llegada de las vacunas ha supuesto una excepcional noticia para todos. Lo es a pesar de estar siendo administradas a un ritmo menor al que nos gustaría y a pesar de haber tenido que echar el freno con el viral de AstraZeneca. Permitirá salvar vidas y facilitará que a corto o medio plazo recuperemos la ansiada movilidad y la necesaria actividad en todos los sectores económicos.

Junto a las vacunas, el esfuerzo de la sociedad y la responsabilidad ejercida a nivel individual han facilitado que el índice acumulado de casos siga en descenso en nuestra Comunitat. No bajamos la guardia, pero respiramos más tranquilidad, más seguridad.

Mejora la situación sanitaria y esto nos debería dar margen para avanzar en lo que será el paso siguiente: la recuperación económica. Esta misma semana Ford Almussafes daba un toque de atención al anunciar que plantea 630 despidos por una caída de ventas estructural. La planta sigue siendo competitiva, pero la pandemia obliga a hacer cambios. Noticias como ésta nos confirman que la vacuna no va a ser el remedio de todos los males, que necesitamos estimular la economía valenciana y crear puestos de trabajo, y el Puerto de Valencia es clave en esta tarea.

Este mismo mes podría estar lista la decisión de Puertos del Estado sobre la necesidad o no de una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Cuando se resuelva esta cuestión sólo quedará adjudicar la concesión de la nueva terminal de contenedores que, como confirmó el estudio elaborado por la UPV y promovido por la CEV, Cámara Valencia y Propeller Valencia, tendrá importante beneficios socioeconómicos y ambientales sobre nuestro territorio.

Según el estudio, en 2030, con la nueva terminal a pleno funcionamiento, el impacto económico del Puerto de València representará en términos de valor añadido el 2,27% del conjunto de la C. Valenciana. En términos de empleo superará los 44.000 puestos de trabajo y representará el 2,2 % de todo el empleo de la Comunidad; empleo estable y de calidad.

A pesar de las restricciones a la actividad económica en muchos sectores, los tráficos de mercancías y contenedores han seguido creciendo en Valenciaport. Señal de que contamos con una infraestructura potentísima y esencial para la que fue una de las palancas fundamentales de la recuperación durante la primera gran crisis de este siglo y que también lo será en la actual: la exportación.

Junto al esfuerzo de todo nuestro tejido empresarial, el Puerto de València puede contribuir enormemente a reactivar nuestra economía y a hacerla más competitiva. Ahora es más necesario que nunca que seamos capaces de ver y aprovechar todos los beneficios que la ampliación norte tendrá sobre la economía valenciana, porque la recuperación también pasa por Valenciaport.

Compartir el artículo

stats