Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Puerto de València asegura que no peligra la campaña navideña pese a los atascos en Asia y EE UU

El crecimiento de las importaciones totales por el tirón de los contenedores contrasta con el desplome en la entrada de fosfatos (-75%), asfalto (-66%), maderas (-4%) o papel-pasta (-8%)

El Puerto de València asegura que no peligra la campaña navideña pese a los atascos en Asia y EE UU

La Autoridad Portuaria de València (APV) asegura que la falta de componentes para algunos sectores industriales por la crisis global en la cadena de suministros, debido a los atascos de buques en puertos de Asia, Estados Unidos (sobre todo en Los Ángeles) e incluso en Europa, como en el recinto de Felixstowe (Inglaterra, al este de Londres), no ponen en peligro la campaña de las empresas españolas de distribución comercial de cara a la Navidad, la de más venta anuales.

Valenciaport, que aglutina el 40 % de los contenedores que se importan o exportan desde España, destaca que una cosa es el encarecimiento del precio de los fletes y otra, la marcha del comercio exterior en el recinto del Grao, cuyas descargas de contenedores llenos (es decir, importaciones) no han dejado de crecer en lo que va de año. Así, hasta el pasado mes de septiembre han crecido en un 35 % respecto a idéntico período de tiempo de 2020. Además, fuentes de Valenciaport garantizan que la mayor parte de los productos de importación que se venderán al público a lo largo de próximas fechas navideñas ya han sido desembarcados en los muelles del Puerto durante estos últimos meses.

Sea como fuere, el colapso logístico del transporte marítimo al arrancar el período de recuperación económica tras los primeros tiempos de la pandemia sí pasa factura a la importación de algunas materias primeras desde Valenciaport. Es el caso de los suministros de petróleo (-62,8% entre enero y agosto, en comparación con 2020), así como del fueloil (-96.2%), fosfatos (-75,5%), asfalto (-66,6%), maderas (-4,0%) y papel-pasta (-8,73%), entre otros. Por eso, más allá de la industria de la automoción, cuyas fábricas carecen de semiconductores procedentes del sudeste asiático y se ven obligadas a parar sus líneas de producción, algunos sectores manufactureros como el textil-confección y mueble sufren de lleno esa falta de materias primas.

Según Valenciaport, el emplazamiento del Grao descarta atravesar una situación como el embotellamiento de Los Ángeles y Long Beach, donde cerca de un centenar de buques permanecen atracados estos días cerca de estos recintos de EE UU esperando descargar mercancías. Estos dos espacios reciben el 40% de todos los contenedores que ingresan a Estados Unidos.

Según informa la agencia Associated Press, la situación es crítica. Fábricas de coches paradas, casas sin construir por falta de materiales. Además, Apple ha reducido la producción de sus teléfonos móviles iPhone 13 en diez millones de unidades con respecto a sus previsiones iniciales debido a la escasez global de suministros de procesadores que afecta a la industria. De hecho, el presidente Joe Biden ha anunciado esta semana que el puerto de Los Ángeles operaría las 24 horas del día para aliviar un cuello de botella logístico que ha dejado a decenas de portacontenedores inactivos frente a la costa de California y a los estadounidenses esperando más tiempo para fabricar productos en el extranjero.

También en Europa

Una situación semejante a la que atraviesan los citados recintos marítimos de EE UU, el segundo mayor exportador del planeta después de China, ocurre en Felixstowe, principal puerto comercial del Reino Unido. Un atasco de contenedores en sus muelles, que manejan el 36% de los contenedores de carga en el país, ha sido atribuido a una falta de chóferes. La acumulación de cargamento ha hecho que la compañía naviera Maersk desvíe algunos de sus mayores buques de puertos británicos a otros en Europa donde usa embarcaciones más pequeñas para llevar la carga a Gran Bretaña.

Colapso

A pesar de este colapso en el tráfico marítimo internacional, la entidad presidida por Aurelio Martínez garantiza que Valenciaport crecerá alrededor de un 5 % en volumen de contenedores a lo largo de 2021. El año pasado concluyó con un tráfico de 5,7 millones de unidades. En el tráfico de contenedores llenos, China es el principal socio comercial de Valenciaport, con 404.294 TEU (unidades de contenedor de seis metros de longitud) manipulados entre enero y agosto de 2021, lo que representa un incremento del 19,57% respecto a idéntico período de tiempo de 2022. Le siguen EE UU, con 362.752 contenedores y un avance del 7,05%, y Turquía es tercer origen o destino preferente de Valenciaport, con 211.442 TEU, un 6,73% más.

Compartir el artículo

stats