Los puertos de Valencia, Sagunt y Gandia -que gestiona la Autoridad Portuaria de Valencia (APV)- canalizaron un total de 43,65 millones de toneladas de mercancías entre enero y agosto de este año, una cifra que representa un descenso del 0,83% respecto al mismo período de tiempo del año anterior. El tráfico de contenedores mejoró tan sólo un 2,05 %, con un total 2,94 millones de TEU manipulados (unidades de contenedor de veinte pies), lo que le permite mantenerse como líder del Mediterráneo, por delante de Algeciras (2,63 millones de contenedores, un 21 % más) y de Cataluña, que creció un 13 %.

El desplome del consumo interno se manifestó en el descenso de las importaciones desde el recinto del Grao (-15,88 %), si bien se produjo un aumento de las exportaciones del 22,71 %. De este modo, el comercio exterior mejoró en su conjunto un 8,7 %. Respecto al tipo de tráficos, el de vehículos se elevó a 257.063 unidades, que supone un retroceso del 6,61 %. Los graneles líquidos han descendido un 23,14 %. En este epígrafe resaltan el gas natural (-35,23%) , que se canaliza desde la regasificadora de Sagunt. Los graneles sólidos (sobre todo cemento) cayeron un 19,59 %. Por áreas geográficas, China, con 5,13 millones de toneladas (-5,94 %) es líder en el comercio exterior.

El Ministerio de Agricultura reconoció ayer el trabajo realizado por la APV para impulsar la movilidad sostenible en los puertos, reduciendo la demanda energética y los gases de efecto invernadero.