30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Horarios

Alboraia cambia de criterio y estudia que Alcampo pueda abrir los festivos del verano en Port Saplaya

El alcalde denegó en abril la libertad horaria ante el rechazo de trabajadores y comercios, que aún mantienen la negativa

El gobierno municipal de Alboraia está reconsiderando su postura respecto a la posibilidad de que el centro comercial de Port Saplaya pueda abrir en domingos y festivos, al menos durante los meses de verano. De hecho, fuentes de la plantilla aseguraron ayer a este periódico que Alcampo (principal empresa de la zona) ya da por concedido el permiso para abrir todos los días entre julio y septiembre (los domingos únicamente en horario de mañana), e incluso ha diseñado ya los turnos de la plantilla.

Hace menos de tres meses el alcalde Miguel Chavarría le anunció por carta al director general de Alcampo que no era posible «atender su petición» de abrir toda la semana en periodos vacacionales ya que «no cuenta con la Declaración de Zona de Gran Afluencia Turística», y, por lo tanto, se limitaría a aplicar los horarios y jornadas comerciales establecidas por la Generalitat.

Ahora, el ejecutivo local está dispuesto a conceder la libertad horaria al haber recibido garantías de Alcampo de que la apertura dominical y en festivos hará aumentar las contrataciones laborales y las horas de trabajo remunerado de parte de la plantilla. «Parece que están dispuestos a cumplir las condiciones que les hemos propuesto, pero estamos esperando a que nos lo ratifiquen por escrito», aseguró ayer la concejala Ana Bru.

Además de subrayar que la zona comercial de Port Saplaya no tiene la calificación de Zona de Gran Afluencia Turística, el alcalde consideró la libertad horaria poco productiva y perjudicial para el trabajador. «No nos consta que las empresas estén compensando a los trabajadores existentes por realizar horario de festivos. Tampoco están cumpliendo con el compromiso de contratar a más personal por la ampliación del horario», señaló Chavarría el pasado abril en declaraciones a Levante-EMV. A estos dos argumentos, añadió el regidor socialista un tercero que es la del perjuicio que supondría para el pequeño comercio local que el centro comercial de Port Saplaya pudiera abrir todos los días, tal como le transmitió la propia Asociación de Comerciantes de Alboraia.

Con estas razones, y haciendo caso a las peticiones de comerciantes y sindicatos, ni Alcampo ni Leroy Merlín pudieron abrir todos los días de Semana Santa. Ahora el alcalde y su equipo sí estarían dispuestos a conceder la libertad horaria, siempre que exista el compromiso «por escrito» de la empresa de aumentar las contrataciones y mejorar los contratos. El consistorio aún no ha recibido el documento, pero espera tenerlo en los próximos días ya que la medida empezaría a aplicarse el 1 de julio.

Ana Bru reconocía ayer que los sindicatos ya han mostrado su desacuerdo con esta posibilidad, aunque asegura que una parte de la plantilla «la que tiene peores contratos o trabaja menos horas de lo que quisieran» sí que confía en que la libertad horaria permita mejorar su situación. Fetico, UGT y un grupo independiente son los tres representantes de los trabajadores en el comité de empresa y los tres se han mostrado contrarios a la medida y decepcionados con el cambio de postura del gobierno municipal. Por su parte, el presidente de la Asociación de Comerciantes aseguró desconocer esta información pero mantuvo su postura contraria a la libertad de horario para grandes superficies.

Compartir el artículo

stats