El proyecto Grand Coral en México, en el que Bancaja y el Banco de Valencia, mientras eran presididas por José Luis Olivas, invirtieron desde 2005 más de 400 millones de euros acabó siendo repudiado para no dañar la imagen de Bankia, según informaba ayer la Cadena Ser. Un nuevo correo electrónico que forma parte del sumario que investiga la Audiencia Nacional revela que el 5 de diciembre de 2011, el director de negocio internacional de Bancaja Hábitat, Julián Dolz, se puso en contacto con varios de los responsables del proyecto para que hicieran desaparecer de «forma inmediata» de todas las páginas web del Grupo Grand Coral, cualquier referencia a la participación en la sociedad de «Bankia, Bancaja o Banco de Valencia». levante-emv valencia