Las empresas Aidima (instituto del mueble y la madera) y All World Certificación han presentado ofertas para la compra de bienes del Instituto Tecnológico de la Construcción (Aidico), en concurso de acreedores. El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Valencia ha aprobado la venta de bienes de Aidico y ha establecido un periodo de licitación para que cualquier interesado pueda presentar ofertas en sobre cerrado, que expira el 1 de abril, según informó ayer el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana.

El administrador concursal había solicitado permiso para la venta de las unidades productivas de las concursadas tras haber recibido dos ofertas en firme.

Aidima ha ofrecido 50.000 euros por el Laboratorio del Fuego del instituto de la construcción. Se trata del lugar en el que este instituto hacía pruebas de resistencia de maderas. Por su parte, All World Certificación ha ofertado 310.610 euros por la unidad productiva de Aidico Certificación. Esta última empresa está liderada por un grupo de empleados del área de certificación del Instituto de la Construcción y un inversor privado cuyo identidad no ha trascendido.

También han mostrado interés por el instituto un fondo de inversión de capital israelí y el presidente de la Asociación de Promotores de la provincia de Valencia, José Luis Miguel, aunque ninguno de los dos ha oficializado todavía oferta en firme.