Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sector

La construcción valenciana volverá a crecer este año y llegará al 3,9 % en 2016

La red universitaria Hispalink calcula que la economía autonómica se elevará en 2015 el 2,1 %, una décima más que la española

Tras años golpeada por una crisis de dureza sin par, la macroeconomía valenciana enfila una etapa de crecimiento que se inició el pasado 2014 y se mantendrá en línea ascendente en los próximos ejercicios, en los que el tan denostado sector de la construcción vuelve con renovada fortaleza. La red Hispalink, integrada por equipos de investigación de 16 universidades españolas, entre ellas la de Valencia, hizo públicas ayer sus predicciones de crecimiento regional, que ponen de relieve que la construcción, tras registrar un caída del 3,3 % el año pasado y vivir un largo período de ajustes, volverá a contribuir al crecimiento del PIB de la Comunitat Valenciana en 2015 con una aportación de ocho décimas y se disparará al 3,9 % en 2016. En ambos ejercicios, se situará en la media española. Aunque el porcentaje es alto, no hay que olvidar que esta actividad, en el epicentro de la crisis, junto al sistema financiero, acumula descensos de gran magnitud, motivo por el cual cualquier mejora se traduce en un mayor aumento.

Mientras llega ese 2016, en este ejercicio la contribución más relevante al PIB vendrá de la industria, que crecerá 2,9 puntos, y de los servicios, que lo harán en un 2,3 %. En el primer caso, dos décimas por encima de la media española y en el segundo, una. La agricultura, por contra, registrará una caída del 4,5 %. A resultas de todo ello, el Producto Interior Bruto (PIB) valenciano experimentará en 2015 una subida del 2,1 % que será una décima superior al de la media nacional, si bien estará tres décimas por debajo del 2,4 % que Hispalink pronosticó el pasado mes de julio. En su informe, la red de universidades asegura que la previsión para 2015 «sería el fruto de un contexto económicos más favorable para la reactivación de las ventas exteriores, un incipiente incremento de la ocupación y una mejoría de la demanda interna, que se espera que se produzca, de forma paulatina, a lo largo del ejercicio». Esta dinámica macroeconómica se acentuará en 2016, cuando Hispalink espera que el PIB valenciano aumente, al igual que el español, un 2,3 %, lo que implicará una subida de dos décimas respecto al cálculo para 2015. En este año, solo Madrid (2,4 %), Canarias (2,3 %) y Cataluña y Navarra (2,2 %) tendrán un mejor comportamiento que la Comunitat Valenciana, mientras que en 2016 se verá superada por Extremadura y Madrid (2,6 %), Navarra y Canarias (2,5 %) y Baleares (2,4 %).

Aunque Hispalink advierte de que sus predicciones dependen de la evolución del entorno económico internacional, el informe apuesta por un aumento del PIB en España por encima del promedio de la eurozona, «retornando a una situación de diferencial de crecimiento a favor de España, como en la etapa previa a la crisis».

Pese a todo, este ritmo «será insuficiente para contrarrestar los elevados niveles de paro». Además, las elecciones de este año, «siembran dudas» sobre los avances «en las reformas estructurales pendientes» y elevarán significativamente el gasto público.

Compartir el artículo

stats