Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cambio

El Sabadell reorganiza su red para ganar cuota entre pymes y clientes de alto nivel

La entidad pondrá en marcha nuevos modelos de oficina desde enero y especializa a su plantilla

Se aproximan tiempos de cambio en las sucursales del Sabadell. Tras realizar diversas varias pruebas piloto a lo largo de todo el país, la entidad que heredó el negocio de la CAM iniciará a partir de enero un proceso de reorganización de su red con nuevos modelos de oficina y un nuevo sistema de trabajo para exprimir al máximo su capacidad comercial. El objetivo prioritario es ganar cuota de mercado en aquellos segmentos de mayor valor añadido -el de las pymes y el de los clientes de nivel alto y medio-alto-, en un momento en que todas las entidades buscan fórmulas para elevar su rentabilidad ante el desplome de los tipos de interés.

De lo que se trata no es de cerrar oficinas, como ha ocurrido durante los últimos años, según explican desde la entidad, sino de distribuir mejor las tareas para que la atención y las gestiones sean más ágiles, y «segmentar» a los clientes para ofrecerles -venderles- a cada uno los productos que más se ajusten al perfil.

En el caso de la territorial Este que dirige Jaime Matas, la que se corresponde con el antiguo ámbito de actuación de la CAM y la que acumula una mayor presión de usuarios por delegación, los cambios afectarán en una primera fase a unas 170 sucursales, aproximadamente una cuarta parte del total.

Centros y «hubs»

El primero de los nuevos modelos es el que han denominado como «oficina multiubicación». Se trata de coordinar el funcionamiento de varias sucursales actuales —generalmente cuatro o cinco— de forma que funcionen como una única delegación, con un único director, un único presupuesto y con tareas especializadas. Cada uno de estos grupos tendrá una oficina principal o «hub» al que se desviará la gestión de las empresas y de los clientes de segmento alto del resto. Para ello contarán con gestores especializados —buena parte de los actuales directores de sucursal y apoderados se tendrán que reconvertir— y más personal. El resto de delegaciones de esta «oficina multiubicación» se considerarán «centros», que se dedicarán a la operativa del día a día y a la atención del resto de clientes particulares.

Junto a este modelo, también se lanza lo que el Sabadell ha bautizado como «oficinas con director compartido». En este caso lo que se pretende es ahorrar personal en aquellas delegaciones en las que, o bien ya se tiene una gran cuota y se considera que resulta muy difícil crecer comercialmente, o bien el volumen de clientes potenciales es muy reducido. El objetivo, nuevamente, es ajustar costes.

Compartir el artículo

stats