Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Año uno después del PP y el quinquenio de Orange Market

El cambio de relato turístico del Consell, pasando de poner el foco de los grandes eventos y grandes proyectos a un discurso «de experiencias y valores», no será lo único que romperá con la línea marcada por el PP durante 20 años en esta feria Fitur, que se convirtió en uno de los símbolos de los escándalos y el despilfarro de los Gobiernos populares. La adjudicación del montaje del pabellón a la empresa de Álvaro Pérez, Orange Market, desde 2005 a 2009 está siendo precisamente juzgada en estos momentos por presuntas irregularidades durante el proceso.

El pabellón para la próximo edición, cuya adjudicación está a punto de firmarse, tendrá un coste muy similar al de los últimos años de Alberto Fabra, unos 600.000 euros para Fitur y otras cinco ferias nacionales. En 2005 llegó a costar 1,2 millones, en 2005. Fue la edición más cara y en los años siguientes no bajó del millón de euros. Desde el Consell apuntan que tras el cambio de gobierno se encontraron con la planificación económica en marcha y los pliegos para 2016 ya elaborados, con lo que tenían «poca capacidad de movimiento». j. l. g. valencia

Compartir el artículo

stats