Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Negocio

El consejero delegado de Nisa hasta junio defiende la venta del grupo a Vithas

Enrique Ramírez duda de la existencia firme de otras ofertas de compra y cree que el precio está hinchado

Enrique Ramírez, consejero delegado de Nisa hasta junio, insistió ayer en que la mejor opción para el grupo es la venta a Vithas porque funciona con un modelo de negocio similar al permitir a médicos externos arrendar las instalaciones para dar servicio a sus pacientes. El exconsejero delegado duda de la existencia de tres ofertas en firme alternativas a Vithas porque lo lógico es que antes de emprender la operación hubieran tanteado al accionista de referencia. Ramírez lamenta que fue destituido en junio „dentro de la guerra abierta por la venta„ porque supuestamente había vendido sus acciones a Vithas. «Y eso es falso. Lo único que he hecho ha sido comprar acciones», aseguró ayer.

El grupo Vithas, perteneciente a la familia Gallardo que tiene como principal activo a la farmacéutica Almirall, continúa con su apuesta firme por la compra de Nisa a pesar de que la plataforma de accionistas minoritarios (Accionistas x Nisa) controla más del 50 % de los títulos y maneja tres propuestas alternativas. Las ofertas encima de la mesa son del grupo hospitalario Quirón Salud (que acaba de ser adquirido por al compañía alemana Fresenius Helios), de HM Hospitales y de un operador extranjero que no ha transcendido. Todas las ofertas superan los 22 euros por acción.

Ramírez incidió en expresar sus dudas por las tres supuestas ofertas y por la forma en la que Nisa está afrontando la operación. «La entrada de Vithas tenía tres ventajas: Sumaba y ofrecía la posibilidad de ser un grupo más fuerte; mantenía el mismo sistema de puertas abiertas que permite a los médicos alquilar las habitaciones; y daba liquidez a los accionistas, que es lo que se estaba pidiendo».

La plataforma de accionistas de Nisa ha abierto la posibilidad de que Vithas se sume a la puja que ha abierto para cerrar la venta del grupo. El exconsejero delegado considera que esta posición también es extraña. «Si realmente tienen una alternativa por qué le abren la puerta a Vithas», se preguntó.

Enrique Ramírez, que no tiene vínculos con el grupo de la familia Gallardo, aseguró que la actuación de Vithas en el proceso de adquisición «ha sido abierta, clara y tranquila».

320 minoritarios

El exdirectivo de la compañía subrayó que ve complicado que alguien se haya interesado por las acciones de 320 minoritarios «teniendo Vithas una posición tan clara. Si eres un operador del sector interesado, lo lógico es sentarte a hablar con Vithas».

Además, Enrique Ramírez cree que el precio de venta está hinchado. «Los números no salen. El precio de 22 euros por acción no refleja el valor real. Si se compara con la operación de compra de Quirón, el precio de la acción es de 16 euros».

El exconsejero delegado insistió en que el modelo de «puertas abiertas» de Nisa ya lo utiliza Vithas. Los médicos no están en nómina de Nisa. Pagan por utilizar el quirófano. Es un modelo muy bueno porque cualquier médico puede utilizar los mejores aparatos médicos».

El grupo Nisa, que factura 160 millones al año, dispone en la actualidad de siete hospitales, tres de ellos en Valencia capital (Virgen del Consuelo, 9 d´Octubre y Valencia al Mar), y los otros cuatro en Carcaixent, Alicante, Castelló y Madrid. Vithas tiene una facturación de 320 millones y atiende anualmente a 2,8 millones de pacientes en sus 12 hospitales y 13 centros.

Compartir el artículo

stats