Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balance

Hacienda recupera en la Comunitat Valenciana los niveles de recaudación anteriores a la crisis

La recuperación del consumo y del empleo mejoraron los ingresos globales un 7,5 % en 2016 por el tirón del IVA y del IRPF

Manuel Cabrera, delegado Especial de la Agencia Tributaria en la Comunitat Valenciana M. A. MONTESINOS

La Agencia Tributaria vuelve a hacer caja en la Comunitat Valenciana como en los tiempos anteriores a la crisis económica. El dinamismo económico empresarial y la subida del consumo constatan el impulso de la recaudación de los principales impuestos -IRPF e IVA- que salen de la recesión y alcanzan niveles similares a los de 2008, según indica el informe estadístico que acaba de publicar el organismo público dependiente del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas correspondiente a 2016. También el avance de resultados de los meses de enero y febrero de este año constatan estos indicadores.

La recuperación del consumo se nota sobre todo en los mayores ingresos del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), que graba la adquisición de bienes y transacciones de servicios, y en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), dada la mayor generación de empleo y la recuperación de la actividad de empresas y autónomos en sectores vinculados con los servicios y la industria. También la construcción y la agricultora han mejorado su generación de renta. En concreto, el IRPF ha aportado 5.044 millones (+1,4 %) y el IVA, 4.273,8 millones (+10,8 %). El sector de la vivienda, el de los automóviles y el agroalimentario son claves para aumentar el impuesto sobre el consumo.

Evolución al alza

El total de ingresos tributarios recaudados por Hacienda en la Comunitat Valenciana (el IRPF está parcialmente cedido a la Generalitat) se elevó a 12.130 millones de euros en 2016, lo que representa un incremento del 7,5 % en comparación con el año anterior. Ese incremento resulta tres veces superior al de la media de España, donde el global la recaudación fue de 186.249 millones de euros, un 2,3 % más que en 2015.

También la mejora de los beneficios de las empresas valencianas han aportado mayores fondos al Fisco. El Impuesto de Sociedades -el que graba las ganancias de las mercantiles- ha generado 1.714 millones, un 15,3 % más que un año antes, si bien todavía se sitúa por debajo de los niveles alcanzados en 2008 (con 2.644 millones recaudados).

Por otro lado, los tributos que afectan a los carburantes, bebidas alcohólicas y tabaco han incrementado los impuestos de Hacienda, con 266,8 millones, un 22,9 % más que un año antes.

La evolución de los ingresos en 2016 ha estado marcada, básicamente, por dos elementos de distinto signo. Según Hacienda «la tendencia subyacente de la recaudación obedece al comportamiento de las bases imponibles y que mostró un crecimiento sostenido», explica la dirección de la Agencia Tributaria y cuyo delegado especial en la Comunitat Valenciana es Manuel Cabrera. Se estima que las bases crecieron en torno al 4,3 %, si bien hay que tener en cuenta que casi dos puntos se deben al impacto alcista que tienen sobre la base del Impuesto sobre Sociedades las medidas adoptadas en el RDL 3/2016.

Todo ello se produjo en un contexto económico de crecimiento estable en las variables reales (como en las ventas declaradas de las grandes empresas) y de descenso de los precios en la mayor parte del año.

Compartir el artículo

stats