Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La franquicia valenciana Sweet Hoteles abre su primer establecimiento propio

La cadena inaugura el hotel Masía de Lacy y prepara su desembarco en el centro de Alicante y Tabarca

La cadena valenciana Sweet Hoteles, que funciona con el modelo de franquicia, acaba de abrir su primer establecimiento propio en Museros. El establecimiento es el Sweet Hotel Masía de Lacy, un hotel rural de cuatro estrellas ubicado a diez minutos de València y a seis kilómetros de la playa de la Pobla de Farnals. La compañía gestiona en València en régimen de franquicia los hoteles Continental, Renasa, Sohotel, Myr Plaza Mercado, y en Cullera el Sweet Alquería de Vilches. La firma está a punto de entrar en el centro de Alicante y en la isla de Tabarca.

El hotel Masía de Lacy dispone de veinte habitaciones, un restaurante con amplias terrazas, dos piscinas, y salas de reuniones de empresa y eventos privados. El establecimiento ofrece suites con jacuzzi doble. El hotel va a ser explotado en régimen de alquiler tras el acuerdo que han alcanzado los responsables de la cadena con los propietarios del inmueble.

Luis Fernández, fundador de la compañía con Sergio Navarro, precisó que en los próximos meses van a gestionar cinco hoteles más en la ciudad de València y los dos de Alicante. Uno de los establecimientos alicantinos es un hotel en la casa Palacio de Die frente a la concatedral de San Nicolás.

El foco principal de negocio de Sweet Hoteles es la franquicia. La cadena hotelera logra grandes ahorros al disponer de central de reservas propia y por la economía de escala en el aprovechamiento.

Inmuebles con encanto

Sweet Hoteles también apuesta por establecimientos con encanto para darles valor añadido. El cofundador Luis Fernández, que lleva más de 16 años en el sector hotelero, es experto en posicionamiento online. Fernández destacó que los hoteles que gestionan tiene una tasa de ocupación media del 90 %. La compañía asegura que consiguen ese nivel de ocupación porque utilizan herramientas analíticas en la web que predicen el comportamiento del consumidor (reveneu managament) y por el posicionamiento de las páginas corporativas de los hoteles. La firma obtiene un alto índice de reservas a través de su propia web con lo que logra reducir las comisiones de agencias y turoperadores respecto a las ventas totales.

La cadena valenciana busca entrar con el modelo de franquicia a lo largo de 2018 en Madrid, Barcelona, Málaga e Ibiza. En València, Sweet Hoteles colabora en los proyectos de la cadena Myr del hotel de cinco estrellas en el antiguo Café Madrid y en el de cinco estrellas del mismo grupo en la plaza Manises frente al Palau de la Generalitat Valenciana.

Compartir el artículo

stats