Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Entrevista | José Luis Acea

Acea: "Toca reducir el dopaje del BCE"

Acea: "Toca reducir el dopaje del BCE"

Acea: "Toca reducir el dopaje del BCE"

P ¿Se ha visto la Banca March afectada por las turbulencias que han afectado al sistema financiero español desde el referéndum ilegal de independencia de Cataluña?

R No. Tenemos una operación en Cataluña muy aposentada desde el punto de vista del negocio. No hemos hecho más que crecer. Nuestra solvencia y especialización nos hacen llegar al mercado con capacidades suficientes. Para nosotros no ha cambiado mucho la vida.

P Si no se produce un auténtico milagro de último minuto, la confrontación entre el Estado y una parte de la sociedad catalana es inevitable y va a ser muy dura. ¿Cómo va a afectar eso a la economía española?

R Cataluña siempre ha sido una región tremendamente dinámica. Su peso en el PIB es importante. Todo el mundo está pendiente de cómo evoluciona la situación catalana porque claramente tendrá un impacto. Ahora bien, soy bastante optimista con respecto a una solución que no genere más problemas en términos económicos. Si somos capaces de reconducirlo, el impacto será menor. Además, la economía española tiene resortes suficientes para, aún con tasas más ajustadas de crecimiento por Cataluña, ser capaz de superar las consecuencias que supongan el reto catalán.

P Así que no prevé un efecto muy grave.

R Muy grave creo que no. Hay que ser muy prudentes y no magnificar nada. Quiero ser suficientemente optimista y prudente para entender que el impacto que tenga puede ser medible y perfectamente reconducible y tengo la esperanza de que no afecte a la economía más de un punto o punto y medio en términos de crecimiento.

P Un punto y medio no está nada mal...

R Pero no es dramático.

P ¿Perciben preocupación entre sus clientes, fundamentalmente grandes empresas y grandes patrimonios?

R El dinero es miedoso por definición, pero cuando tienes unos fundamentales -y lo digo en el caso de Banca March- más que destacables, el miedo es menor. Siempre se generan dudas y hay una situación necesaria de información pero le diría que en nuestro caso no detectamos una situación de miedo que nos obligue a tomar decisiones diferentes. El dinero es miedoso y el cliente quiere tener explicación de todo aquello que sucede. Nuestros clientes lo que nos exigen es que estemos a la altura de las circunstancias. Tenemos un ratio de capital del 20 %, una mora del 3,5 % y una cobertura del 59 %. Tenemos fundamentales muy robustos.

P ¿Qué incidencia tendrá el traslado a València y Alicante de las sedes sociales de CaixaBank, Sabadell y Banco Mediolánum?

R No debería tener ninguna. El nivel de competitividad que hay hoy en el mercado no va a cambiar. A nivel de sistema, nada.

P ¿Qué opina de la reducción de los estímulos por parte del BCE pero el alargamiento en nueve meses del plazo del programa de compra de deudas? ¿Cómo va a afectar a un sector que lleva meses pidiendo la subida de tipos?

R El BCE tomó las decisiones que tenía que tomar en un momento muy crítico, pero está claro que ese dopaje antes o después hay que reducirlo. Estados Unidos ya lo hizo. Toca empezar a entender que ya hay que hacerlo en Europa. Lo bueno de las medidas extraordinarias es que tienen un principio y un fin. La fortaleza económica es la que tiene que marcar el camino de salida. Lo que ha dicho Draghi es que la economía europea ya va dando síntomas de permitir reducir esa política. Eso implica una situación de tipos de interés bajos en los próximo años. Esos tipos hacen muy difícil la gestión típica del negocio bancario pero es un escenario en el que los bancos españoles hemos venido compitiendo desde hace unos años. Con tipos bajos somos capaces de hacer negocio todos aunque lo tengamos más difícil. Si los tipos suben, que nadie se asuste porque no veremos tipos del 4 % en dos años. Por tanto, la capacidad del BCE de implementar políticas que hagan que los tipos suban algo no deja de ser una buena noticia para todas las economías y esas subidas deben ser digeribles por cualquier cliente.

P Los bancos vuelven a dar créditos hipotecarios al cien por cien de la vivienda. ¿Ha vuelto el sector a las andadas? ¿Se ha transformado la banca durante la crisis?

R Los bancos han hecho los deberes como nunca, al menos en España. En todo ese proceso, no hay que olvidar que el día a día sigue y la competencia sigue. El inmobiliario es un mundo en el que el sistema financiero se metió en su momento. Llegó a tener un peso muy relevante. Por ir a la parte que tiene que ver con la frialdad con que se pueden asumir escenarios a futuro con errores parecidos a los del pasado, creo que no. Creo que la regulación es creciente. No se volverá a ver un mercado inmobiliario como el de la época del boom. Un mercado siempre tiene demandantes y oferentes. Si la demanda en el mundo inmobiliario vuelve a surgir el sistema financiero español está para atender esa demanda. Otra cosa es la calidad de esa demanda. La prudencia se ha instalado. Quiero creer que nadie volverá a cometer los mismos errores.

Compartir el artículo

stats