Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ricos que declaran más de 600.000 euros al año en el IRPF crecen un 37%

Hacienda tiene reconocidos a casi 700 valencianos con rentas muy superiores y ya se sitúan en niveles de 2008

El balance de la campaña de la renta que acaba de realizar la Agencia Tributaria revela que los más ricos que tributan en la Comunitat Valenciana ya casi se sitúan en niveles alcanzados hace una década, cuando estalló la dura recesión de 2008 y comenzó una larga etapa de vacas flacas. La recuperación económica ha llegado sobre todo a los bolsillos de contribuyentes más adinerados -aquellos que declaran más de 600.000 euros en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)- pues ya suman 672 personas. Ese dato oficial de Hacienda, correspondiente a 2016, supone un aumento del 37 % en comparación con el ejercicio anterior.

La estadística oficial de la Agencia Tributaria también indica que los declarantes de rentas de entre 150.000 y 600.000 euros se elevaron a 6.446 personas, una cifra que ha crecido un 12 % en comparación con la temporada precedente. La avalancha de datos aportada desde el informe del organismo del Ministerio de Hacienda contempla en líneas generales que los tramos de renta superiores consiguen incrementos en comparación con ejercicios anteriores. Los resultados de los expedientes del IRPF inferiores a 12.000 euros -es decir, los llamados mileuristas- se aproximan a las 800.000 declaraciones, que representa un 40 % del total de los contribuyentes a la Comunitat Valenciana. Además, otros cuatro de cada diez valencianos confiesan un IRPF en tramos que se sitúan entre 12.000 y 30.000 euros.

Mientras tanto, la campaña de la Renta correspondiente al ejercicio 2017 concluyó el pasado lunes. Fue la última jornada para confirmar el borrador que entrega Hacienda y cuyo trámite podía realizarse desde el pasado 4 de abril y Hacienda ha devuelto 300 millones de euros menos que el año anterior. Por el momento, la Agencia Tributaria ha devuelto más de 6.500 millones de euros a unos 10,5 millones de españoles.

Desde que se inició la campaña de la Renta de 2017, el Estado ha emitido ya el 78% de las devoluciones solicitadas por los contribuyentes. Paralelamente se ha desarrollado la del Impuesto sobre el Patrimonio, en la que debían declarar aquellos contribuyentes con cuota a ingresar (tras aplicar las correspondientes deducciones y bonificaciones) y también aquellos sin cuota a ingresar, que el pasado año contaban con bienes y derechos con un valor superior a los 2 millones de euros.

La Agencia Tributaria ha señalado que hasta el 3 de julio se han registrado ya casi 203.000 declaraciones de Patrimonio y el importe a ingresar alcanza los 1.108 millones de euros.

Compartir el artículo

stats