Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo

Más de 700 pisos turísticos se legalizan de urgencia ante las nuevas trabas en València

El número de viviendas registradas se ha disparado desde que se anunciaron los nuevos requisitos para entrar en la actividad de forma legal, en vigor desde el lunes València solo autorizará nuevos alquileres en plantas bajas y primer piso

Más de 700 pisos turísticos se legalizan de urgencia ante las nuevas trabas en València

Más de 700 pisos turísticos se legalizan de urgencia ante las nuevas trabas en València

El anuncio del Ayuntamiento de València respecto a endurecer el acceso a la actividad de los pisos turísticos en la capital ha provocado un efecto llamada entre los propietarios. Antes de la entrada en vigor de los nuevos requisitos, se han lanzado a inscribir de forma masiva sus viviendas para lograr la «matrícula» que exige la nueva ley para alquilar a través de portales como Airbnb.

Así se desprende de los datos a los que ha tenido acceso este diario, que revelan que desde hace dos meses, cuando se realizó este anuncio a principios de mayo, se han registrado el doble de viviendas que en los cuatro primeros meses del año.

La nueva ley de Turismo de la C. Valenciana, tras una enmienda del PSPV de València, fija como condición que cualquier vivienda que quiera operar legalmente en la autonomía necesita previamente obtener un informe favorable de su ayuntamiento.

Y en el caso de València, se pretende endurecer el acceso. Concretamente, el preceptivo informe de compatibilidad urbanística solo lo obtendrán los que se encuentren en las plantas bajas y los primeros pisos, es decir, siempre que no tengan debajo ninguna propiedad de uso residencial, según el plan general de ordenación urbana.

Con todo, desde el Ayuntamiento y la Generalitat se asume que difícilmente podrá aplicarse esta medida con carácter retroactivo. Es decir, que todas las viviendas inscritas en el registro autonómico antes de la entrada en vigor de la ley podrán desarrollar sin trabas esta actividad, cumplan o no con el plan urbano de su ciudad. Y la ley entró en vigor este lunes.

En este sentido, en la capital se ha producido un auténtico boom de inscripciones en el registro autonómico. Según los datos a los que ha tenido acceso este diario, entre el 1 de enero y este pasado lunes se han registrado 1.096 altas de viviendas turísticas. Es un 20% del total de pisos inscritos: 5.205 en total, a fecha 9 de julio. Con todo, la mayor presión anunciada por el ayuntamiento ha provocado un efecto llamada. En los dos últimos meses, es decir, desde que el consistorio anunció sus medidas, se han inscrito 703 viviendas, frente a las 393 altas hasta el 1 de mayo. Casi el doble en la mitad de tiempo.

Desde el departamento autonómico apuntan que la cercanía del verano puede haber animado la salida al mercado de nuevas propiedades, pero también reconocen que la inminencia de la nueva ley ha provocado una avalancha de 'legalizaciones'.

Según señaló la concejala del PSPV, Sandra Gómez, apenas el 35% de las viviendas que actualmente se ofertan en València para su alquiler estacional cumplen lo que marca el plan general. Sin embargo, se da por hecho que todos los que ya están inscritos podrán mantener su actividad en adelante. El informe preceptivo será para los que pretendan legalizarse a partir de esta semana. En todo caso, la administración ha consultado a la Abogacía de la Generalitat si este aspecto de la nueva ley puede aplicarse de forma retroactiva para revisar todos los pisos turísticos.

Compartir el artículo

stats