El Tribunal Supremo acaba de dictar una sentencia por la que estima el recurso de casación que interpusieron las denominaciones de origen Utiel-Requena y Alicante contra la sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, que inadmitió el recurso contencioso que promovieron estas DO contra la Conselleria de Agricultura (en la legislatura anterior del PP). Entonces, Utiel-Requena y Alicante quisieron recuperar los territorios que constituían su zona vitivinícola y que la DO València los había hecho suyos de manera ilegal. El Supremo devuelve así la causa al TSJCV para que estudie el fondo del asunto y adopte la decisión que considere conveniente.

El conflicto surgió en el año 2011,cuando la Conselleria de Agricultura aprobó un reglamento que posibilita por parte de viticultores y bodegas de la zona las Utiel-Requena y Alicante dar salida a sus vinos bajo la marca València y la DO València. En la práctica, eso supone que puede haber caldos comercializados como DO Valencia aunque su verdadero origen geográfico sea el de las otras dos.

Utiel-Requena, con 34.000 hectáreas de viñedos y presidida por José Miguel Medina, es la más extensa; seguida por la de Alicante, con 14.000 ha. y gobernada por Antonio Navarro , mientras que la de Valencia, cuyo máximo dirigente es Cosme Gutiérrez aglutina 13.000 hectáreas.

Desde hace cuatro décadas València era la marca que utilizaban las otras DO para dar salida a excedentes aprovechando así el nombre y el tirón comercial de València para dar poder vender la totalidad de sus vinos.

Agricultores y bodegas

Según los recurrentes, lo que se pretendía por la DO Valencia era vender vino con la marca procedente de viñedos de otras denominaciones de origen pues «ningún viñedo» de esos territorios figura inscrito en el registro de viñedos, y los agricultores y algunas bodegas de las DO Alicante y Utiel-Requena «ni participan ni se les deja participar»en la gestión de la de València. Tras las protestas realizadas en su día, la conselleria decidió regularizar la situación y apartó a los territorios que no pertenecían ni habían pertenecido a la DO València, una decisión que también está recurrida.