Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresas

Lidl se mete en la batalla por la venta "online" de frescos en la C. Valenciana

La cadena alemana competirá con grandes firmas tras aliarse con la plataforma tecnológica Lola Market para crecer en toda España

Aplicación desarrollada para el canal de ventas electrónico. levante-emv

Ha empezado en Madrid aunque quiere extenderlo por toda España. Incluida València. El gigante alemán de la distribución comercial Lidl se ha aliado con Lola Market, una plataforma tecnológica para la venta online, con vistas a entrar de lleno en la batalla comercial que libran grandes firmas del negocio de la distribución como Mercadona, Consum, El Corte Inglés o Carrefour, entre otras, para comercializar a través de internet productos frescos como frutas, hortalizas y verduras.

Tras esta fase inicial, Lidl «prevé ampliar el servicio en el futuro al resto de ciudades españolas donde Lola Market tiene presencia», aseguran fuentes de la compañía de capital germano. Lola Market adquirió la plataforma tecnológica Comprea en octubre de 2017 para impulsar el negocio de alimentación entre sus clientes. Esta sociedad ofrece la posibilidad de hacer la compra electrónica a Mercadona, El Corte Inglés, Caprabo, Carrefour y Lidl -tras su reciente acuerdo comercial- así como en otros supermercados tradicionales o tiendas de productos «bio». Ya está disponible en Alicante, Barcelona, Bilbao, Coruña, Madrid, Málaga, Murcia, Pamplona, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

A diferencia de la mayoría de cadenas que se ofertan a través de Lola Market, los productos de Lidl se comercializan al mismo precio que en la tienda, dado su «compromiso de ser la opción de compra más barata y ofrecer siempre la mejor relación calidad-precio», explica Lidl.

La expansión del grupo en la Comunitat Valenciana, donde ya cuenta con 70 establecimientos, se acentuará con la puesta en marcha de su bloque logístico de Cheste, uno de los más grandes de España de la compañía. Allí ha invertido 55 millones de euros y tiene previsto inaugurarlo a finales de este año. El cliente puede recibir la compra en su casa el mismo día: en un plazo de 1 hora o pudiendo elegir la hora de entrega. En 2018 Lidl creó 1.000 nuevos empleos en España y ya cuenta con más de 14.000 empleados. En los cuatro últimos años ha incrementado su plantilla en más de un 40% De cara a 2019, la empresa prevé crear otros 900 nuevos puestos de trabajo. La cadena de supermercados incrementó sus ventas netas en un 11,5% en 2018, hasta alcanzar los 4.009 millones de euros.

Compartir el artículo

stats