30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alerta por el 'greening'

Insectos infanticidas contra plagas citrícolas

El IVIA prevé soltar parásitos para frenar la expansión del vector del «greening» en cultivos del sur de Portugal y Andalucía

Insectos infanticidas contra plagas citrícolas

Insectos infanticidas contra plagas citrícolas

Un batallón de avispillas podrían frenar el avance de la enfermedad más mortal en los cítricos y que amenaza los cultivos de toda España. La enfermedad vegetal provocada por una bacteria conocida como Huanglongbing (HLB) -también llamada greening- está originada por un insecto, la psila africana, que actúa como propagador de la devastadora plaga. Una vez el árbol está contaminado ya no tiene cura, motivo por el cual es tan letal esta enfermedad.

La terrible plaga se encuentra firmemente asentada en buena parte de Asia, de donde es originaria, así como en Sudáfrica y Brasil, donde en menos de diez años ha obligado a destruir más de 27 millones de árboles de cítricos o lo que es lo mismo, el equivalente de toda la superficie citrícola de la provincia de València. Estados Unidos sufre la presencia del enverdecimiento de los cítricos y en amplias regiones de California y Florida llevan aplicando un riguroso plan de control para impedir su propagación durante los últimos años.

Alerta en el sector

Y el peligro acecha ahora a las principales zonas de cítricos en España. Así lo advierten los productores y organizaciones agrarias de la Comunitat Valenciana. Por eso el IVIA prevé introducir en la península la avispilla Tamarixia dryi, un parasitoide nativo de Sudáfrica, para intentar reducir las poblaciones de Trioza erytreae, vector (insecto transmisor) del Huanglongbing, que se está extendiendo de Galicia al sur de Portugal, acercándose peligrosamente a las zonas citrícolas de El Algarve (sur de Portugal) y Andalucía. También ha sido detectado en Galicia.

Los resultados de esta investigación, cuyo principal objetivo es preservar la citricultura mediterránea de su enfermedad más devastadora, serán publicados en la revista internacional Biological Control y serán presentados por el Alejandro Tena, del Centro de Protección Vegetal y Biotecnología del IVIA, en el Foro de BioProtección Vegetal, que se celebrará el 13 y 14 de junio en el Paraninfo de la Universitat Politècnica de València y está organizado por el Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Graduados de Valencia y Castelló y Phytoma- España.

Los científicos han demostrado que T. dryi es un parasitoide altamente específico y su introducción, liberación y establecimiento en Europa no debe afectar a otras especies de psílidos. Un parasitoide es un insecto cuyas larvas se alimentan y desarrollan en el interior o en la superficie del cuerpo de otro artrópodo. Cada larva de parasitoide se desarrolla en un solo individuo o huésped al que termina matando. De este modo se frenaría la propagación de la Trioza erytreae y, por tanto, de la temible plaga vegetal del greening.

El Comité de Gestión de Cítricos alertó recientemente de que la llegada de la bacteria del HLB haría desaparecer la citricultura española dentro de 15 años, y exigió a las administraciones públicas actuar ya para frenar la rápida expansión de esta amenaza y que se refuerce el control al material vegetal importado que pudiera estar contaminado. El insecto procedente de África ha recorrido la práctica totalidad del litoral atlántico entre La Coruña y la zona de Lisboa, situándose a 190 km de las primeras plantaciones españolas de cítricos (las de Huelva) y a sólo 170 kilómetros de la principal provincia productora de agrios de Portugal.

Compartir el artículo

stats