Más prácticos, más coloridos y sobre todo más difíciles de falsificar, así son los nuevos billetes de 100 y 200 euros que entran en circulación hoy y que concluyen la serie Europa, la segunda impresión de billetes de euros que comenzó en 2013 con los de cinco euros. «Estos nuevos billetes de 100 y 200 euros se diferencian en tres aspectos con los anteriores: son más prácticos, más coloridos y más seguros», explicó la responsable de la Sección de Antifalsificación del Banco Central Europeo (BCE), Paloma Varela, en Roma.

Los billetes de 100 euros se han imprimido en España, Francia, Alemania, Austria e Italia, y el de 200 euros en Austria, Francia e Italia. Los nuevos billetes son, como ha quedado dicho, los últimos de la serie Europa, pues el de 500 euros se dejó de producir en 2016, y convivirán con los antiguos.