Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Decisión

AVE renuncia a ubicarse en la CEV y se da de baja en la patronal autonómica

La asociación pretendía que también se trasladaran al inmueble de Hernán Cortés dos fundaciones

Edificio de la calle Hernán Cortés al que se iba a trasladar AVE. fernando bustamante

AVE finalmente no se trasladará a la sede de la patronal autonómica CEV. La Asociación Valenciana de Empresarios que preside Vicente Boluda decidió en su última junta directiva, celebrada el pasado mayo, que se quedará en sus instalaciones de la calle Colón. Pero hay más, porque ese día también acordó darse de baja de la CEV, a la que se afilió el pasado junio principalmente para poder ocupar parte del citado inmueble. Se rompe, por tanto, el acuerdo al que llegaron las dos entidades a finales del año pasado y que implicaba que el lobby empresarial se ubicaba a principios de este año en el inmueble de la calle Hernán Cortés que albergó hasta su extinción a la anterior patronal autonómica Cierval.

Este diario ya publicó el pasado viernes que AVE se estaba planteando echarse atrás en su decisión inicial y trató de contactar, sin éxito, con fuentes oficiales de la organización para conocer su punto de vista, una vez que la CEV sí confirmó las dudas sobre el acuerdo y que una inminente junta directiva de AVE debía pronunciarse al respecto de forma definitiva. Ayer, un portavoz del lobby empresarial aseguró que dicha reunión ya se había producido, tal como ha quedado dicho. La CEV, también ayer, lo desconocía.

Las citadas fuentes de AVE explicaron que el motivo del rechazo al traslado estaba en que el acuerdo inicial contemplaba que, junto a esta organización, se ubicarían en el citado inmueble la Fundación Valencianos de Estudios Avanzados y la Fundación Premis Jaume I. De la primera Boluda es presidente, y de la segunda, vicepresidente. Se trataba de situar a las tres entidades en el mismo edificio. AVE ocuparía una planta entera y las fundaciones, parte de otra. El resto del inmueble se reservaría para asociaciones de la CEV y para la propia patronal.

Sin embargo, «jurídicamente ha resultado que es imposible que las dos fundaciones vayan allí», aseguraron en AVE y desde la patronal aclararon que, en efecto, la legislación solo permite que se ceda espacio en un edificio de esas características a organizaciones empresariales sin ánimo de lucro, y las fundaciones «no lo son». El inmueble de Hernán Cortés procede de patrimonio sindical. Lo recibió la patronal española CEOE y lo cedió en uso a la CEV, que hizo lo mismo respecto a Cierval. Cuando esta fue liquidada en 2017, pasó de nuevo a la organización que preside Salvador Navarro, que, tras reabrirlo, lo ha destinado para centro de asociaciones.

Las fuentes de AVE consultadas aseguraron que el mencionado es el único motivo de su marcha atrás, un impedimento que ya era conocido cuando se anunció el acuerdo, del que, por cierto, no se hizo público que conllevara el traslado de las dos fundaciones. Así que, en contra de lo que afirmaba el pasado jueves la patronal, al parecer no había discrepancias sobre el uso más o menos en exclusiva del inmueble por parte de AVE. No obstante, sí es cierto que, de haberse consumado, el edificio casi habría sido utilizado solo por dicha asociación y sus fundaciones. Ahora, la CEV podrá comercializar una planta y media que queda libre. AVE, que deja vacante una vocalía en la asamblea de la CEV y que afirma que su salida no obedece a malestar alguno,aseguró ayer que había informado oralmente de sus decisiones a la patronal, pero esta afirmaba desconocerlo y confiaba en que al final no hubiera ruptura.

Compartir el artículo

stats