Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inversión pública en edificación repunta en València tras caer un 58 % en 10 años

La licitación en dotaciones educativas, sanitarias o deportivas crece un 78 % después de descender a mínimos históricos

La inversión pública en edificación repunta en València tras caer un 58 % en 10 años

La inversión pública empieza a repuntar en València tras los años de ajustes y recortes. No solo se paralizó durante la crisis la obra civil sino también se frenó el desarrollo de nuevas dotaciones públicas. (infraestructuras educativas, sanitarias o deportivas). Así, de 2007 a 2017 la licitación de obra pública descendió en edificación en la Comunitat Valenciana un 58%. El pasado año, en cambio, subió un 78 %, siendo el primer incremento en una década, según pone de manifiesto un informe de la patronal de grandes constructoras (Seopan).

Gobierno, Generalitat y ayuntamientos destinaron en 2017 un total de 1.008 millones de euros en la construcción de edificación pública. En 2007 esta cifra bajó hasta los 240 millones. En dicho año estaban en plena vigencia los planes de austeridad impulsados -a instancias de Bruselas-por las diferentes administraciones. La obra de nueva planta se quedó en punto muerto y únicamente se financiaron obras que ya estaban en trámite o en marcha cuando aterrizó la recesión.

En 2018, el aumento de la recaudación y una suavización de las medidas de ajuste han virado la inversión en edificios públicos. En 2018, la licitación en esta materia aún quedó lejos de los datos de hace doce años, pero casi supone el doble respecto a 2017. En 2018 se promovieron proyectos con un coste global de 428 millones de euros. A nivel estatal, el aumento en relación a 2017 fue de un 19 %, pero si se compara con 2012 fue del 146 %. Cabe tener en cuenta que en 2011 y 2012 fueron los años en los que más tijeretazo público se aplicó.

Asimismo, de los 428 millones licitados en la C. Valenciana el pasado año, 184 correspondieron a obra nueva. En este caso, la diferencia al alza en comparación con 2017 fue del 87 %.

En vivienda se reactivó la inversión, con cinco millones en 2018, tras dejarse el contador a cero en 2017. En 2007, en pleno «boom» del ladrillo, unicamente se registraron 83 millones.

También es destacable la mejora interanual en infraestructuras de educación, al pasar de los seis millones a 42. Al respecto, el crecimiento porcentual ha sido de un 653 %.

En dotaciones sanitarias la licitación en 2018 alcanzó los 23 millones, lo que represente un 151 % más respecto a 2017, cuando se impulsaron 9 millones. Cabe decir que la cifra de 2018 es similar a la de 2007, un año que, pese al crecimiento económico, solo se contabilizaron 44 millones.

En infraestructuras deportivas, las Administraciones Públicas inyectaron 23 millones en 2018, un 151 % más que en 2017 (9 millones.

En edificios industriales la licitación pública se situó en los 8 millones de euros, un 163 % más que en la anualidad precedente.

El único descenso inversor en 2018 se dio en la construcción de nuevos edificios administrativos, Apenas se financiaron 8 millones en 2018 frente a los 15 de 2017. La caída es más acuciante respecto a 2007 cuando en la autonomía se llevaron infraestructuras burocráticas por un valor total de 111 millones.

Por su parte, en rehabilitación el informe de Seopan cifra el gasto público en 244 millones de euros en 2018, un 72 % más que en 2017. Esta cantidad es parecida a la 2007. De estos 244 millones, 5 millones corresponden a vivienda, 80 a educación, 23 a sanidad , 23 a espacios deportivos, 22 a inmuebles administrativos, y 12 a polígonos industriales.

El estudio de la asociación empresarial subraya que de 2010 a 2018 la reducción déficit público se centró fundamentalmente en una disminución de la inversión (bajando a niveles de mínimos históricos). Así, según subraya, en este periodo el gasto público ha disminuido en 6,2 puntos en el PIB de España. Seopan afirma que anualmente se invierten 30.000 millones menos que en 2007.

Compartir el artículo

stats