02 de agosto de 2019
02.08.2019
Contenido exclusivo para suscriptores
Viviendas en el centro de València, en imagen de archivo.

El Banco de España alerta de la subida del 47 % del coste del alquiler en la C. Valenciana

El supervisor bancario advierte de que la mejora económica y los pisos turísticos han disparado los precios de las rentas

01.08.2019 | 20:44 Un artículo de

El Banco de España alertó ayer del alza de coste del alquiler, que se ha incrementado un 47 % en los últimos cinco años en la Comunitat Valenciana. Un informe del supervisor bancario incide en que el precio se ha disparado por la recuperación económica, el tirón de los pisos turísticos y la caída de la oferta de las viviendas de protección oficial (VPO). El estudio advierte de que el incremento de los precios en España es especialmente intenso en Barcelona, Madrid y València y en ciudades con una elevada concentración turística (Málaga, Palma, Las Palmas y Tenerife). En la ciudad de València el precio ha subido un 50,84 % desde julio de 2014, según datos de la plataforma Idealista (que son los que ha utilizado el Banco de España para realizar el informe).

La capital del Túria, como informó Levante-EMV hace dos semanas, ya está en niveles de la burbuja inmobiliaria de hace doce años. Los alquileres en València rondan los 880 euros al año por una vivienda de 100 metros cuadrados. El resto de la Comunitat Valenciana se encuentra en una situación similar con unas rentas medias por un piso de 100 metros de 740 euros, según Idealista.

Según los datos que maneja el Banco de España, las rentas han subido un 55 % en al provincia de Valencia en cinco años, un 42 % en la de Castelló y un 30 % en la de Alicante.

La subida continuada de los precios de alquiler se debe fundamentalmente a la falta de oferta unido al incremento de la demanda. Los responsables del informe del Banco de España advierten de que el aumento significativo del precio del alquiler en determinadas zonas es el resultado de múltiples factores de oferta y demanda.

El primer factor determinante es el mercado laboral. El mayor peso del alquiler residencial en hogares cuyo cabeza de familia «se encuentra en desempleo o con un contrato de trabajo temporal ilustra la relevancia de las condiciones de trabajo para explicar la dinámica reciente. En el periodo de recuperación económica iniciado en 2013 se observa la dificultad» de los hogares con menos renta para acceder a la vivienda en propiedad. Un segundo factor, según desgrana el informe, es la congelación de los salarios durante la crisis que ha restado poder adquisitivo a las familias y ha bloqueado el acceso a la compra. Estas familias se han lanzado al mercado del alquiler.

La tercera causa es el incremento de oportunidades laborales en las grandes ciudades por la recuperación económica que ha producido flujos migratorios internos en las capitales de provincia con mayor población.

Vivienda de protección oficial

El estudio añade que la cuarta razón del incremento de precios es la reducción de las viviendas de protección oficial. «La VPO constituye un sustitutivo del alquiler en el mercado para los hogares de menor renta», subraya el informe.

El quinto motivo es al alquiler vacacional. Las inmobiliarias valencianas han alertado en los últimos meses de que un número importante de viviendas que hasta ahora estaban en el mercado del alquiler tradicional ha pasado al vacacional. La consecuencia, según las inmobiliarias, es la imposibilidad de alquilar una vivienda por 400 euros en València.