Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tráfico de mercancías

El Puerto de Vigo importará 40.000 toneladas de cítricos de Sudáfrica para venderlas en España

La naviera MACS sella un acuerdo con la Asociación de Productores de Cítricos del país austral para iniciar los primeros envíos en septiembre - Del resultado de esta remesa inicial de prueba dependerá la continuidad del flujo comercial en 2019

Vista aérea de terminales de mercancías del recinto portuario vigués. MARTA G. BREA / faro de vigo

Vigo es el enclave favorito de la Asociación de Productores de Cítricos de Sudáfrica para importar a través de este puerto parte de la producción de cítricos y distribuirla desde ese recinto al resto de España. Solo falta por evaluar el funcionamiento de los primeros envíos de contenedores cargados que llegarán dentro de un mes para que a partir de ahí comience un flujo anual cuantificado en un mínimo de 40.000 toneladas. Los exportadores de Sudáfrica, que canalizan sobre todo sus envíos hortofrutícolas a la Unión Europea a través del Puerto de Rotterdam encuentran una nueva puerta de entrada que puede perjudicar seriamente los intereses del sector citrícola español.

El país austral se aprovecha del acuerdo comercial suscrito con Bruselas en 2016 y que permite enviar sus agrios con menores aranceles. Hasta la fecha todos los intentos protagonizados desde Vigo por convencer a los exportadores de cítricos de Sudáfrica para que desembarcasen aquí habían fracasado. En este recelo pesaban mucho la mala fama del Puesto de Inspección Fronteriza (PIF) del muelle de Guixar por esas trabas que llevaron a un buen número de importadores a descargar en Leixões (Portugal). Esta terminal lusa es una de las vías que ya está utilizando el sector sudafricano para introducir la naranja comercializada por las cadenas de supermercados españolas.

Pero los productores quieren consolidarse en un puerto bien conectado con su país y con instalaciones adecuadas para acoger sus productos. Y con este objetivo llevan meses volcados en la búsqueda de posibles entradas en la Península Ibérica. De todas las opciones barajadas apuestan claramente por Vigo. Tarragona, una de las terminales mediterráneas sondeadas, quedó descartada.

Precios elevados

Los cítricos de Sudáfrica -en verano no hay producción en el hemisferio norte- comienzan a llegar ya al mercado doméstico a precios elevados que cuadriplican en algunos casos el precio al que se vendieron los cítricos valencianos la pasada campaña, según asegura la organización agraria AVA-Asaja. Concretamente, mandarinas de la variedad clemenvilla se venden por encima de los 4 euros el kilo y los pomelos rojos y blancos muy por encima de los tres euros el kilo. Además, también inundan los lineales, salvo un error en etiquetado, nectarinas y ciruela roja de Sudáfrica en plena campaña de la fruta de verano, en la que los agricultores están percibiendo precios ruinosos.

La subida acumulada de las exportaciones de cítricos egipcios a Europa entre 2014 y 2018 se ha concretado en casi un 80 % tras situarse en un total de 332.126 toneladas, mientras que en el caso de Turquía el alza se ha materializado en un 18,2%, tras alcanzar durante el citado período una cifra global de envíos de 284.882 toneladas. Respecto a Sudáfrica, el aumento se ha materializado en un 40,4%, según el Ministerio de Comercio.

Desde Sudáfrica, los cargamentos de naranjas y mandarinas viajarían hasta Vigo a bordo de los buques de la naviera MACS que conectan directamente el citado muelle de Vigo con Ciudad de Cabo y Walvis Bay (Namibia). Por las bases que tienen establecidas en estos puertos importantes industrias pesqueras de la ciudad, la carga mayoritaria en las bodegas de estos barcos que atracan cada quince días en el recinto de Termavi es la pesca congelada.

El planteamiento negociado no acaba con el desembarco en la terminal viguesa. Del muelle los contenedores se trasladarían hasta las cercanas instalaciones de Vigo Fresh Port. No tendrían necesidad de pasar antes por el PIF ya que pasaría directamente el control de los inspectores en esta nave. Aquí las naranjas se almacenarían en las cámaras refrigeradas para su posterior envío en camión hasta los puntos de redistribución desde donde se derivarían, también por carretera, al resto del territorio nacional.

Al frente de Vigo Fresh Port se encuentra el director de Comarsa -consignataria de los buques de MACS-, el holandés afincado en A Cañiza Titus Van Lieshout, también presidente de la agrupación de empresas vinculada a la actividad portuaria, Logidigal. Nada más estrenar la nave especialmente diseñada para depósito temporal de mercancías perecederas, la captación del tráfico de las naranjas sudafricanas centró todos los esfuerzos del conocido consignatario en el puerto vigués.

Compartir el artículo

stats