Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresas

Cementos La Unión vuelve a los beneficios tras crecer un 20 % en facturación en 2018

Las filliales de Egipto y Santo Domingo aportan 15 millones de ganancias a la cementera de los Bertolín

Ricardo Vela, director general de Cementos La Unión. Humberto Forero

Cementos La Unión, del Grupo Bertolín, ha vuelto a los beneficios en 2018 tras lograr un resultado de explotación de 920.000 euros y elevar su cifra de negocio a 27,6 millones de euros, lo que supone un incremento del 20,5 % en comparación con el ejercicio anterior. La firma valenciana auxiliar de la construcción durante los últimos ejercicios «como consecuencia de la reducción experimentada en su volumen de actividad en el mercado español y de la carga financiera derivada de los préstamos bancarios, lo cual ha afectado a sus situación financiera», asegura la compañía en su informe de gestión y memoria de actividades de 2018.

La compañía cementera ha iniciado un proceso de negociación con sus entidades bancarias y prevé lograr «estabilidad financiera» durante 2019. Además, continúa sacando partido a su principal inversión en el exterior. Arabian Cement Company, ubicada al norte de El Cairo (Egipto) y de la que controla un 60 % de su capital, ha aportado 11,3 millones de euros a la firma presidida por Generoso Bertolín.En 2017 aportó 10,1 millones de ganancias.

Perspectivas en Egipto

La planta de la ACC, cotizada en la bolsa de El Cairo fue adquirida en 2009 y tiene una capacidad de producción de 5 millones de toneladas por año. Sus ventas se dirigen tanto al mercado doméstico como a países de la cuenca del Mediterráneo. La empresa asegura que el valor de mercado de su filial egipcia a precio de cotización al 31 de diciembre de 2018 es «muy superior» al coste de la participación en la misma a pesar de que el valor se ha visto «negativamente afectado por la devaluación experimentada por la libra egipcia desde el ejercicio 2016».

Santo Domingo, filial de la República Dominicana en la que Cementos La Unión posee un 46,25%, aporta ganancias a la compañía con cuartel general en Riba-roja. Esta mercantil centroamericana aportó un beneficio de 3,6 millones de euros a Cementos La Unión, frente a los 3,2 millones del ejercicio precedente. Mientras tanto, en su filial Cementos La Unión Chile ha entrado en «números rojos» al registrar pérdidas de 487.000 euros. La firma asegura que la «estabilización» del negocio se mantiene y que no será necesario «el envío de fondos desde la sociedad (Cementos La Unión) a dichas filiales». En la República de Congo controla Ciment Unibeco (firma comercial), que registró 8.000 euros de pérdidas de explotación.

En España, otras empresas subsidiarias que aportaron ganancias a la matriz cementera en 2018 son Áridos Játiva (5,1 millones), Espiral Servicios Integrales (mantenimiento de vehículos), con 58.000 euros; Solyval Servicios Integrales (gestión de sociedades de cartera), 1,56 millones y Concret Unión (transportes), que generó 22.000 euros.

Compartir el artículo

stats