Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Consumo

La 'vuelta al cole', un trámite que obliga a muchas familias a apretarse el cinturón

Al material educativo se une, en muchos casos, el gasto derivado de comedor o transporte - Los 'bancos de libros', una reivindicación de la CEAPA

La 'vuelta al cole', un trámite que obliga a muchas familias a apretarse el cinturón

La 'vuelta al cole', un trámite que obliga a muchas familias a apretarse el cinturón

El regreso a las aulas escolares marca el mes de septiembre. La 'vuelta al cole' es un proceso (más o menos) tedioso para los niños, y también especialmente exigente para las economías familiares. A los gastos en libros de texto, la partida que aglutina la mayor parte del desembolso, hay que unir otra serie de conceptos que pueden superar ampliamente los 500 euros por alumno en un centro público tan solo en esas semanas. Un gasto que supone para padres y madres una auténtica 'cuesta de septiembre' al regreso de las vacaciones de verano.

"Es una etapa dura y complicada para las los hogares, con la necesidad de desembolsar cantidades desorbitadas. Las familias se aprietan el cinturón", subraya Leticia Cardenal, presidenta de CEAPA, la Confederación Española de Asociaciones de Padres de Alumnos. Los libros de texto vuelven a ser el núcleo principal de las reivindicaciones de CEAPA. "Es necesario eliminar este modelo actual, y sustituirlo por uno donde no haya que comprar todos los años unos libros nuevos", reivindica la presidenta de CEAPA, que cifra en 150 euros por alumno el "gasto mínimo" en este apartado.

Fuente: Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza. Infografía: Izaskun GaraizabalPorque además de los tomos educativos, hay que sumar el material escolar (cuadernos, lápices, bolígrafos, cartera...) y otras necesidades derivadas de las clases. Por ejemplo, reglas y compás para las de dibujo, ropa deportiva para las de educación física o instrumentos específicos para las de música. Y a todos estos gastos hay que sumarle los que se producen a lo largo de todo el año, como los derivados del uso del comedor, el transporte escolar y las actividades extraescolares.

Copy

Infogram

En un estudio publicado hace unos días por la OCU, la Organización de Consumidores y Usuarios, se detallan estas partidas de gasto atendiendo a los datos extraídos de la encuesta realizada por la asociación. "Para empezar el curso, cada familia debe gastar, de media, cerca de 500 euros, pero la cantidad puede ser muy superior", indica el estudio, que establece diferencias entre educación pública, privada y concertada. Así, también destaca que, además del gasto inicial, hay uno sostenido de carácter mensual que en los centros públicos roza los 100 euros y que en los privados puede irse hasta los 600. La OCU calcula en 1.993 euros de media el gasto por alumno que las familias gastarán en escolarizar a sus hijos en el presente curso educativo.

Los comedores constituyen otra de las demandas de muchas familias. La prioridad de CEAPA es fomentar la habilitación de instalaciones con cocinas en las propias escuelas. "Muchas comidas vienen de servicios de catering, y en muchos casos se trata de alimentos fríos que llegan a los centros a las 9 de la mañana cuando los niños comen a las 2 de la tarde", indica Leticia Cardenal, que destaca también las escasas facilidades para la conciliación laboral y familiar de padres y madres. "Las actividades extraescolares en los centros públicos están en muchos casos organizadas por las propias asociaciones de padres y madres. Antes, los niños hacían jornada partida, pero ahora se está imponiendo la continua, con la que acaban a las 2 de la tarde. En la actualidad, para muchas familias es muy complicado recoger a los niños a esa hora, con lo que se organizan actividades lúdicas, como ludotecas, en las que los niños puedan estar hasta que lleguen sus padres. Pero buscamos que sean cosas que no tengan que ver con deberes o refuerzo extraescolar, sino algo lúdico", concluye.

Compartir el artículo

stats