Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Española encadena tres años en pérdidas por los bajos márgenes

La facturación de la productora de aceitunas rellenas de Alcoy se resiente un 7,8 % y los números rojos ascienden a 2,8 millones

Muelle de carga de La Española.

Muelle de carga de La Española. nando js

El histórico fabricante de aceitunas rellenas La Española no consigue salir de pérdidas. Por tercer año consecutivo, las cuentas de la compañía alcoyana se cerraron el pasado ejercicio con unos abultados números rojos, de casi 2,8 millones de euros, debido al elevado coste de la materia prima y a que los precios que cobra por sus productos no han subido lo que esperaban durante este periodo. Así lo aseguran los responsables de la propia firma, uno de los principales proveedores de Mercadona en la provincia, en el balance que acaban de depositar en el Registro Mercantil, donde expresan su confianza en que las medidas de reducción de costes y la subida de las tarifas permitan enderezar la situación a lo largo del presente 2019.

En cualquier caso, lo cierto es que La Española Alimentaria Alcoyana SA registró el año pasado su primera caída de la facturación tras tres años de crecimiento. En concreto, la cifra de ingresos de la firma se situó en 2019 en 76,8 millones de euros, un 7,8% menos que en el ejercicio anterior. Este descenso provocó que los ajustes en los gastos de aprovisionamientos y en los servicios exteriores que consiguió la conservera a lo largo del año no fueran suficientes para recuperar la rentabilidad, lo que se tradujo en un resultado de explotación negativo de 3,7 millones y en unas pérdidas finales de 2,79 millones de euros. Se trata de una cifra inferior a la de 2017, cuando el grupo perdió 2,96 millones, aunque superior a la de 2016, cuando sumaron 1,4 millones.

La propia compañía reconoce en el documento -este periódico trató de contactar directamente con sus responsables ayer, sin éxito- que «los resultados no han sido los esperados», pero también destaca la capacidad de la misma para absorber sus números rojos gracias a su bajo nivel de endeudamiento y a los más de 38,5 millones de euros que acumula en fondos propios en su balance.

Dependencia de Mercadona

En cualquier caso, la firma alcoyana señala que ha puesto en marcha diversas medidas para elevar sus márgenes, como la subida de las tarifas de venta y la optimización de la gestión y el control de las materias primas. Como principal amenaza a estos planes, los responsables de La Española citan la evolución del precio de la aceituna, que supone el grueso de sus costes. No obstante, la compañía también reconoce el riesgo que supone su elevada dependencia de un único cliente: la cadena de supermercados Mercadona, a la que el informe no cita por su nombre. «Los acuerdos con este cliente influyen de forma significativa en la actividad de la sociedad, por lo que su facturación y resultados futuros podrían verse afectados por esta circunstancia», explica el documento.

En este sentido, cabe recordar que Mercadona anunció a principios de año un cambio en su sistema de suministro para dar cabida a nuevos proveedores en sus estanterías. En el caso de las aceitunas, los productos de La Española ya hace algún tiempo que conviven en esta cadena de supermercados con los de la alicantina Aceitunas Cazorla, entre otros.

Compartir el artículo

stats