Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal CEV aún busca llenar el espacio que AVE rechazó en la antigua sede de Cierval

El acuerdo con el «lobby» impidió que algunas asociaciones se instalaran en el edificio, que está sin ocupar del todo

La patronal CEV aún busca llenar el espacio que AVE rechazó en la antigua sede de Cierval

Medio año después de que la junta directiva de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) decidiera dar marcha atrás al acuerdo para trasladar su sede al céntrico edificio de València donde estuvo hasta su extinción la patronal autonómica Cierval, la sucesora de esta última, la CEV, no ha conseguido llenar el espacio que el citado lobby nunca llegó a ocupar. Las dos entidades habían acordado a finales del año pasado que el lobby empresarial se ubicara a principios de este 2019 en el inmueble de la calle Hernán Cortés, que la CEV recuperó tras la desaparición de Cierval en 2017.

La patronal presidida por Salvador Navarro decidió que el edificio, que no se puede alquilar al proceder de patrimonio sindical, se dedicaría a acoger las sedes de diversas asociaciones y federaciones que lo solicitaran. No pagarían un arrendamiento pero se harían cargo del mantenimiento del inmueble, además de dejar algunos espacios para uso de la propia CEV. El salón de actos sería compartido. El acuerdo inicial con AVE implicaba que esta trasladaría su sede desde la actual -un piso en un edificio la calle Colón- al inmueble de la CEV. Ocuparía entera la segunda planta, mientras que en la primera se ubicarían la Fundación Valenciana de Estudios Avanzados y la Fundación Premis Jaume I, las dos vinculadas a AVE, que además se dio de alta en la CEV.

El motivo oficial de la ruptura del acuerdo, que causó también que AVE se diera de baja en la patronal, fue que la legislación solo permite que se ceda espacio en un edificio de esas características a organizaciones empresariales sin ánimo de lucro, y las fundaciones «no lo son». Así las cosas, a la patronal le quedó libre casi planta y media en el mencionado inmueble y fuentes oficiales de la organización aseguraron a este diario que hasta la fecha no se ha podido cubrir este hueco. Dicen que hay varias peticiones y que incluso está casi cerrado el traslado de una asociación cuya identidad no quisieron desvelar.

En la actualidad, en la primera planta del inmueble están instaladas la confederación de comerciantes Confecomerç, las federaciones del transporte Fevet y del sector químico Quimacova, y las asociaciones de jóvenes empresarios y del centro histórico.

Interés

Las fuentes consultadas aseguran que hay interés por parte de asociados de la patronal de ubicarse en el mencionado edificio, pero todavía no ha cuajado ninguna de esas pretensiones. Cabe tener en cuenta que el acuerdo inicial entre AVE y la CEV se conoció a finales de 2018, como ha quedado dicho, y el anuncio público del mismo supuso un freno para las aspiraciones de algunas asociaciones. Al parecer, hubo ciertas entidades con pretensiones de trasladarse a Hernán Cortés que acabaron buscando hueco en otros inmuebles tras saber que AVE iba a ocupar prácticamente todo el espacio que quedaba libre en la antigua sede de Cierval. Ahora ya están instaladas en otro sitio y no parece que vayan a moverse.

Mientras tanto, fuentes de AVE aseguran que la organización integrada por el centenar de empresarios más relevantes de la autonomía no tiene intención de buscar un nuevo emplazamiento para su sede y que, en principio, seguirá en el piso de la calle Colón que ocupa ahora.

Compartir el artículo

stats