Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Finanzas

El multimillonario Carlos Slim entra en la heredera de la valenciana Astroc

El magnate mexicano desembarca en la inmobiliaria Quabit con un 3 % de las acciones

Carlos Slim, Félix Abánades y Enrique Bañuelos.

El multimillonario mexicano Carlos Slim ha desembarcado en la inmobiliaria Quabit, heredera de la valenciana Astroc, con un 3 % de las acciones (un porcentaje valorado en unos 5 millones de euros). El magnate mexicano refuerza de esta forma su apuesta por el sector de la construcción en el que ya controla Realia y el grupo FCC. Según Forbes, Carlos Slim cuenta con una fortuna de 64.400 millones de euros, lo que le sitúa como el octavo hombre más rico del mundo.

Quabit nació de la fusión de 19 empresas del sector inmobiliario entre las que destacan Rayet Promociones (asentada en la zona centro de España), Landscape (Cataluña) y Astroc (Comunitat Valenciana). La empresa Astroc, impulsada por el valenciano Enrique Bañuelos, simbolizó en 2007 el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. El valenciano Juan José Galiano llegó a ser el segundo mayor accionista de Quabit a través de la firma Martibalsa, pero hace tres años vendió su último paquete de acciones a Félix Abánades (presidente de la compañía y máximo accionista con el 20,3 % del capital).

Carlos Slim ha entrado en Quabit a través de la firma inversora Carso. El magnate se ha hecho de forma directa con un paquete de 4.471.837 acciones, según recoge el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CMNV). El empresario mexicano se ha convertido en el sexto máximo accionista de la inmobiliaria, en la que también están la gestora suiza Julius Baer, dueña del 8,7%; el inversor Francisco García Paramés, que controla otro 5%; el fondo Gescooperativo (3,5%) y la promotora malagueña Sankar Real Estate (3,3%).

Carlos Slim entró y reflotó FCC en 2014. Poco después, el empresario mexicano compró a Bankia la participación que tenía en Realia, la inmobiliaria que FCC y la antigua Caja Madrid controlaban desde su fundación. Realia cuenta con una división de patrimonio integrada por una cartera de edificios de oficinas y centros comerciales repartidos por Madrid y Barcelona, entre los que figura una de las torres Kio de la Plaza de Castilla de Madrid.

El magnate habría pagado por 4.471.837 acciones de Quabit unos 4,8 millones a los precios actuales de mercado. Tras saltar la noticia, las acciones de Quabit se revalorizaron ayer un 5,15%, situando los títulos en los 1,144 euros. De esta forma, alcanzaron su precio máximo de los últimos seis meses y consolidaron la cota del euro por título..

La promotora residencial Quabit logró unos ingresos de 24,9 millones de euros en los nueve primeros meses de 2019, un 64% más que en el mismo periodo del año anterior, aunque se mantuvo en pérdidas, 5,7 millones. La compañía anunció en mayo la adquisición de la mayoría accionarial de Rayet Construcción por 13,1 millones de euros para internalizar el proceso de edificación, asegurar los plazos de entrega de sus promociones, limitar el impacto de los costes de mano de obra y avanzar en la industrialización del proceso constructivo.

La entrada del empresario mexicano en la inmobiliaria española se produce después de que el pasado mes de octubre transcendiera que Quabit negocia la venta en bloque de un total de 1.300 viviendas en construcción repartidas en distintas promociones que desarrolla en Madrid, la zona del Corredor del Henares y Málaga. La promotora desarrolla un plan de negocio que tiene como objetivo entregar entre 2.600 y 2.800 viviendas anuales a partir de 2022 y superar los 600 millones de euros de facturación.

Compartir el artículo

stats