La Unió de Llauradors i Ramaders, ante el anuncio de la subida del 5,5% del salario mínimo interprofesional (SMI) pactado por el Gobierno, patronal y sindicatos para este año, recuerda la gran distancia que existe todavía entre las rentas del campo y el resto de la sociedad. La organización agraria liderada por Carles Peris destaca que los rendimientos agrarios medios declarados por los profesionales del sector -aquellos cuyas rentas agrarias superan el 75% de sus rentas totales- alcanzarían en la Comunitat los 9.731 euros de media durante los últimos cuatro años disponibles, por lo que se situarían un 27% por debajo del SMI de 13.300 euros brutos anuales establecido para 2020.

Los rendimientos agrarios de los profesionales de la C. Valenciana no sólo no alcanzan el SMI acordado, sino que no llegan el salario mínimo de 2020 ni teniendo en cuenta los rendimientos agrarios declarados y las rentas procedentes de otras actividades. En este sentido, la Unió, a través de su entidad estatal Unión de Uniones, exigirá al Gobierno la implementación de medidas efectivas que garanticen unas rentas dignas a todos los agricultores y ganaderos profesionales en el ámbito estatal.