Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Conciliación

"La semana de cuatro días ha disparado el número de currículum que recibimos"

Una consultora TIC de Elx es pionera en España en implantar una semana laboral más corta, una medida similar a la que quiere incentivar el Consell

Pedro Sánchez, ceo de la empresa de Elx Zataca Systems. antonio amorós

La semana laboral de cuatro días que aspira a implantar el Consell no es una aspiración utópica. La Comunitat Valenciana ya cuenta con una consultora que ha introducido medidas de conciliación de este calado, la segunda empresa de España, al mismo tiempo que una firma jienense. Zataca Systems, que desarrolla software y soluciones TIC para sectores como la energía o las teleco, está en pleno despliegue de esta iniciativa.

Su caso ha llamado la atención de Labora, el departamento de empleo de la Generalitat que acaba de abrir el debate al proponer ayudas a las empresas para incentivar que rebajen la semana laboral de 40 a 32 horas. A Enric Nomdedéu le interesa la experiencia de esta firma, a la que ya ha pedido audiencia.

«Mi socio y yo lo propusimos en la comida de empresa en Navidad. Pensaban que era broma», relata Pedro Sánchez, CEO de esta firma de Elx. Escuchando al directivo y a algún empleado, Zataca parece una especie de paraíso de la conciliación. La cosa viene de lejos. Desde hace tiempo, existe la posibilidad de que cada empleado fije su hora de entrada atendiendo a sus necesidades. Incluso puede establecer horarios diferentes en semanas alternas si, por ejemplo, debe adaptarse a la custodia de un hijo. «El año pasado pensamos en ir más allá», cuenta Sánchez, que no había leído nada de la literatura sobre esta semana laboral reducida.

En honor a la verdad, lo que hace esta firma no se ajusta a la rebaja a 32 horas que quiere incentivar Labora. Lo estudiarán, eso sí, pero, de momento, Zataca permite concentrar sus 37,5 horas semanas en cuatro jornadas.

La aceptación, como se podía esperar, ha sido masiva. La mitad de sus 25 empleados se ha acogido a este régimen: 9,5 horas al día de lunes a miércoles, por lo general de forma intensiva; 9 horas el jueves, y pista libre para un fin de semana que arranca el viernes. El 25 % de trabajadores ha preferido seguir igual, y el otro 25 % se ha acogido a un marco de cuatro días en la oficina y un quinto de teletrabajo.

A falta de medir el impacto en la productividad por el aumento de horas al día (no llevan ni un mes), Sánchez corrobora que la plantilla «está más contenta». Y añade: «Desde que lo anunciamos hemos recibido muchos más currículum. La gente quiere un día más de fin de semana».

«Salario emocional»

En un sector como el teleco, donde la competencia por captar talento es feroz, estas medidas no retributivas que se encuadran en lo que se ha llamado 'salario emocional' son decisivas a la hora de escoger empresa. Su plantilla la componen ingenieros técnicos o telecos, estudiantes de ciclos formativos de grados superior, de desarrollo de aplicaciones móviles y web. Gente que sabe programar, casi todos por debajo de 30 años. «Esto nos distingue, tenemos ventajas de cara a los empleados», constata.

No lo dice solo el jefe. Ángel, con 28 años, casado y pendiente de rematar sus estudios, celebra el cambio. «Me gusta la idea. Tengo un día libre entero, me viene bien. Puedo aprovechar para hacer deporte, estudiar... La empresa nos lo ofreció y alegra que piensen tanto en nosotros», sostiene. ¿Y qué hay del rendimiento? «Se lleva bien. Afrontas la semana más optimista», concluye.

Compartir el artículo

stats