30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los principales operadores buscan invertir en residencias de estudiantes en València

Las consultoras inmobiliarias advierten de que «hay una fiebre» por este tipo de activos tras crecer la inversión un 66 %

La residencia de estudiantes de lujo Collegiate Marina Real de València.

La residencia de estudiantes de lujo Collegiate Marina Real de València. j. l. bort

Los principales operadores se han lanzado a buscar proyectos de residencias de estudiantes en València ante la falta de plazas y el crecimiento previsto de universitarios internacionales. Las consultoras inmobiliarias advierten de que «hay una fiebre» por este tipo de activos en València y su área metropolitana tras crecer la inversión el año pasado a nivel nacional un 66 %. El fondo español Stoneshield Capital, que lidera Juan Pepa (uno de los impulsores de Neinor), acaba de comprar la residencia Galileo Galilei (valorada en 35 millones de euros) junto a la Universitat Politècnica de València. Operadores como Nexo Residencias, Global Student, Resa, WPCarey, Invesco, Axa, Valeo y Temprano Capital Partners rastrean el mercado para encontrar una oportunidad.

«Todos los operadores están buscando invertir en València. Ahora hay una fiebre por las residencias de estudiantes, pero no es fácil», asegura Yolanda Lozano, directora general de Olivares Consultores. El problema es que la falta de suelo y de proyectos de más de 150 habitaciones complica las operaciones porque estos operadores apuestan por inversiones fuertes. «Lo hacen por economía de escala. Un proyecto pequeño no les interesa porque no pueden obtener el retorno que buscan», precisa Lozano. Este tipo de inversiones ofrece en Valencia una rentabilidad del 5,5 %.

El volumen de inversión en 2019 en residencias de estudiantes se situó en 2019 en torno a los 500 millones de euros con operaciones destacadas como la alianza entre el operador Global Student y el gestor de fondos de inversión inmobiliaria con sede en Chicago Harrison Street o la compra por 85 millones que hizo la empresa belga Xior en un suelo y en la residencia de estudiantes Leonardo da Vinci de Madrid. Según precisa CBRE en su informe, las inversiones en este tipo de activos han crecido un 66 % con respecto a 2018. «La cuantía de 500 millones de euros es notablemente superior a la registrada el año anterior (de alrededor de 300 millones de euros), lo que pone de manifiesto el incremento del apetito inversor por este tipo de activos y apunta a una tendencia alcista para 2025», recoge.

Yolanda Lozano recuerda que se acaba de anunciar un proyecto de una nueva residencia universitaria de 249 plazas que se ubicará en el número 83 de la avenida del Puerto de València. Esta residencia dispondrá de un aparcamiento con 42 plazas y un semisótano donde se habilitarán aulas de estudio, gimnasio, salas de televisión y zona de juegos. El edificio contará con una superficie construida de 10.058 metros cuadrados y cada una de las estancias estará completamente equipada con baño, cocina y un armario. La edil del Ayuntamiento de València Lucía Bemaud destacó hace unos días durante la presentación de este proyecto que la capital del Túria «es el destino principal de los estudiantes del programa Erasmus. Con este tipo de proyectos consolidamos la ciudad como un punto de referencia a nivel europeo».

Proyecto de Urbem

La promotora Urbem, que controla accionarialmente la familia Pastor, también tiene un proyecto para construir una residencia de cien plazas junto al campus universitario de Burjassot.

La directora general de Olivares Consultores insiste en que los operadores que rastrean València y su área metropolitana (Burjassot y Moncada) en busca de oportunidades están interesados en proyectos situados junto a los campus universitarios o en la zona centro. «Los precios de los suelos parten de 350 euros el metro cuadrado si están fuera de València y de 600 euros si se encuentran dentro de la ciudad. La rentabilidad varía mucho en función de la ubicación y del edificio», puntualiza Yolanda Lozano.

Según la consultora inmobiliaria CBRE, en los próximos meses continuarán surgiendo alianzas entre fondos de inversión y operadores internacionales para la promoción de residencias de estudiantes mediante la adquisición de suelo y el desarrollo de nuevos activos. La falta de grupos especializados en «residencias de estudiantes en venta ha hecho que los operadores estén creando sus propias carteras mediante el desarrollo o la adquisición de activos uno a uno. Esperamos que la compra de suelos para la construcción de este tipo de residencias continúe, aunque debido a la cantidad de proyectos en marcha y al incremento de los precios con uso dotacional cada vez será más necesario hacer un análisis exhaustivo del mercado», según destaca el análisis de CBRE.

Una ocupación estable del 95 % durante el curso universitario

Yolanda Lozano incidió que una de las grandes ventajas para los inversores de las residencias de estudiantes es que ofrecen ingresos constantes. La ocupación de estas residencias durante el curso universitario es del 95 % a pesar del alto precio que pueden llegar a costar. Un estudio para el próximo curso en la residencia Collegiate Marina Real de València puede llegar a costar 9.922 euros por 44 semanas de estancia (900 euros al mes). El estudio de CBRE incide en que la actividad inversores va a continuar en València, Madrid, Barcelona, Sevilla, Granada, Málaga y Bilbao por su alto número de estudiantes y su elevado poder adquisitivo.

Compartir el artículo

stats