30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell encarga a dos empresas de la Comunitat cien respiradores a entregar en seis semanas

El fabricante Temel y Power Electronics unen fuerzas para reforzar las UCI valencianas y rebajar la dependencia del mercado exterior

Unidad de cuidados intensivos, en una imagen de archivo.

Unidad de cuidados intensivos, en una imagen de archivo. levante-emv

La Generalitat continúa en su carrera por, dentro de lo posible, abastecerse con producto fet a casa para afrontar la crisis sanitaria que está produciendo el coronavirus, y complementar el ingente material que va llegando en sucesivos envíos desde mercados exteriores, principalmente China, donde se fabrica buena parte del material que está inundando Europa estos días.

Si el sector textil ha promovido y protagonizado una operación para fabricar hasta seis millones de mascarillas para sanitarios, residencias y cuerpos y fuerzas de seguridad, ahora la Generalitat ha puesto en marcha otra colaboración con el sector privado para conseguir los preciados respiradores para cuidados intensivos. Los hospitales valencianos todavía están lejos de saturar sus unidades UCI, pero el sistema sanitario debe prepararse para cualquier escenario teniendo en cuenta lo que ha pasado en Madrid, por ejemplo.

En este contexto, la Generalitat ha llegado a un acuerdo con dos empresas valencianas para que les fabriquen unas cien unidades de respiradores en un periodo que va de cuatro a seis semanas, según confirman a este diario fuentes de la administración.

València cuenta con una ventaja competitiva en esta situación crítica: el único fabricante nacional de este tipo de producto de sistemas de anestesia y respiradores médicos tiene su base en la ciudad. Temel SA es una empresa con una acreditada trayectoria, fundada en 1975, y cuenta con todas las homologaciones ministeriales como fabricante, además de con patentes en este campo.

Temel, liderada por Abel Galván, es una de las empresas que han firmado con la Conselleria de Sanidad. Con todo, esta empresa investiga y diseña, pero no fabrica por sí misma, sino que se apoya en talleres españoles que le producen las piezas bajo demanda siguiendo sus especificaciones. Es en esta parte del proceso donde entra en juego otra compañía valenciana: Power Electronics.

La firma de la familia Salvo, ligada a la tecnología para energías renovables, va a aportar su capacidad productiva para fabricar en pocas semanas todo este material, confirman las mismas fuentes. Power Electronics lleva días trabajando con discreción para poder realizar su aportación en un sector que requiere especificaciones muy concretas y homologaciones de la administración. Con la experiencia de Temel, ese camino ya está recorrido.

Se trata de una pequeña empresa, de apenas 15 empleados, que se está convirtiendo en una de las esperanzas del Ministerio de Industria para mejorar la capacidad productiva del país en esta materia ante la falta de suministros. Según publicaba ayer El País, Temel también participaría en un proyecto para adaptar respiradores de anestesia para su uso en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Compartir el artículo

stats