Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los valencianos se llevan el bar a casa

La adquisición de productos en la Comunitat Valenciana modera su crecimiento al 36,2 % - Mercadona, Consum y Masymas destacan el tirón de los frescos, harinas, cervezas y vinos - El comercio 'online' se dispara un 100 %

Carro de la compra en un supermercado de València, ayer.

Carro de la compra en un supermercado de València, ayer. fernando bustamante

Al inicio de la crisis derivada de la pandemia de covid-19 hubo una situación de pánico ante la posibilidad de desabastecimiento en las tiendas. Parece que ya ha pasado a tenor de los datos sobre consumo de alimentos y bebidas facilitado ayer por el Ministerio de Agricultura. La cesta de la compra de los valencianos ha ido variando a lo largo de estas seis semanas de confinamiento. Si en los primeros días creció exponencialmente la demanda de papel higiénico y otros productos de primera necesidad, a medida que se avanza en la cuarentena se compran cada vez más cosas no prioritarias.

Los artículos que antes desaparecen del lineal son ahora mismo el chocolate, la cerveza, la harina y los huevos por la rutina cada vez más extendida de hacer pan en casa (en este último caso, algunos establecimientos se han visto obligados a limitar la compra a uno o dos paquetes por cliente para evitar el desabastecimiento en momentos puntuales), hacer tartas y celebrar así el confinamiento. Además, se compra cada vez más en el punto de venta más cercano (supermercados y tiendas tradicionales registraron incrementos superiores al 40 % durante Semana Santa en comparación con idéntico período de 2019) para estar menos en el exterior. Así lo confirman también las principales cadenas de supermercados valencianas: Mercadona, Consum y Masymas.

La adquisición de alimentos mejoró un 36,2% del 6 al 12 de abril, fechas de la Semana Santa, en relación a la misma semana de 2019, mientras que apenas se incrementó un 8,3 % (en España tan solo un 0,1 %) respecto a la semana precedente, según los datos del análisis de consumo en el hogar, del Ministerio de Agricultura. En la cesta de la compra volvieron a estar muy presentes los productos que habitualmente se toman en los bares.

De este modo, la cerveza presentó incrementos del 86%, las bebidas espirituosas crecieron un 93% y los vinos, un 73,4%. Además, las tabletas de chocolate siguen estando presentes en los hogares tras crecer un 70%. La harina volvió a registrar un importante incremento del 163,4% respecto al año pasado y una subida del 15% sobre la semana anterior. Asimismo, la compra de pan también crece semana a semana, llegando a un incremento del 35,7% en este último período en relación con el del año precedente.

En los supermercados

En las estanterías de Mercadona los productos que más han crecido en estos tiempos de incertidumbres son los productos de limpieza, como geles desinfectantes; el bicarbonato, que ha duplicado su venta por sus múltiples usos para lavar fruta, verdura y para la repostería; tintes para el pelo, que también ha duplicado su venta; y productos para hacerse el aperitivo en casa, como aceitunas y encurtidos, aseguran fuentes de la cadena presidida por Juan Roig. Asimismo, destacan otros artículos cuya venta se ha visto reducida por los cambios de hábitos del consumidor, como por ejemplo, las rosquilletas y tortitas, «por ser un alimento que el cliente suele consumir fuera de casa, como en el trabajo, colegio, parque o gimnasio», sostienen fuentes de Mercadona.

Desde que se inició la crisis del coronavirus, Consum ha podido constatar el incremento del consumo en determinados productos y cómo ha ido evolucionando el mismo a lo largo de las semanas. Afirma que «ahora se compra menos veces, pero más cantidad, puesto que el ticket medio ha aumentado, aunque hay menos pasos de personas por el supermercado», explica la entidad dirigida por Juan Luis Durich.

Ante la situación de confinamiento y el cierre de muchos establecimientos Consum nota un incremento en la demanda de algunos productos de su gama estacional, como el material de papelería, libros en general y libros de actividades para niños. En cuanto al tinte de pelo, las cooperativa experimenta un incremento de la demanda de un 63%.

Mientras tanto, los productos menos vendidos en ese mismo periodo han sido los productos solares, el papel y las bolsas de regalo, el colorido facial, colonias y perfumes, productos de fijación capilar, alimentación para deportistas, productos listos para comer y desodorantes, entre otros, asegura Consum.

Masymas, la cadena dirigida por Juan Fornés, confirma que «el producto fresco, también el congelado, tiene un comportamiento normal, siendo frutas y verduras la sección de mayor venta. «La explicación posible es que es el producto que más está ligado a la alimentación saludable, baja en calorías», indican fuentes de compañía con sede social en Pedreguer. Pescadería y panadería (sobre todo bollería), son sus secciones de menos venta.

Las compras por internet se han convertido en una importante alternativa para los consumidores que están confinados en sus hogares y esta semana superan el 100% de incremento con respecto a la misma semana de 2019.

Hasta que abra la hostelería

Bruno Broseta, profesor de Economía de la Universidad Europea en València (UEV), destaca que el gasto familiar en alimentación aumenta en un 25 % durante este período de alarma sanitaria respecto a otros tiempos, según constata un reciente informe de Deloitte. «Se está produciendo una pérdida de poder adquisitivo y aumenta el ahorro. El gasto tiene que volver a la normalidad cuando termine el aislamiento pero hasta que no se normalice la hostelería comeremos más en casa y continuará el 'tupper' en el trabajo», apunta.

En su opinión, en alimentación habrá nuevas experiencias porque la gente cocina más y por tanto, en el corto plazo, hay más demanda de productos básicos. Otro efecto que apunta el profesor Broseta es el del segmento 'premium', pues sigue creciendo entre la población con poder adquisitivo, sobre todo en compra de vinos o conservas de gran calidad. «Hacemos cosas de otra manera y si se pueden hacer 'online' lo seguiremos haciendo así después. Los hábitos de compra están cambiando para siempre», argumenta el otrora secretario autonómico del Sector Público Empresarial de la Generalitat.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats