Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El precio de las naranjas tardías se cuadruplica por la alta demanda

La cotización en el campo de variedades como la Valencia Late sube de 0,18 a 0,70 euros por kilo - Las mandarinas protegidas cierran la campaña con una subida tanto en producción como en valor

La producción de variedades protegidas como la mandarina Orri ha subido un 10 %.

La producción de variedades protegidas como la mandarina Orri ha subido un 10 %. europa press

Todo mal tiene su consuelo. También con el coronavirus. Tras una campaña, la del año pasado, desastrosa por un exceso de oferta que hundió los precios, los citricultores valencianos asisten casi atónitos al alza en las cotizaciones que se está produciendo en las variedades tardías, que están cuadruplicando en campo su valor. Los datos facilitados a este diario por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) así lo corroboran. La Valencia Late se pagaba por estas fechas en la campaña 18/19 entre un mínimo del 0,094 y 0,188 euros por kilo, mientras que ambas cantidades se han elevado en la actual temporada a entre 0,376 y 0,705 euros.

En ambos casos, supone multiplicar por cuatro el precio inicial. En porcentaje estamos hablando en cada supuesto de un aumento del 300 % y el 275 %. Lo mismo sucede con las variedades Barberina y Mid-night. En la campaña 2018/2019, cotizaban en el campo a entre 0,165 y 0,235 euros por kilo. Un año más tarde, dichas cifras habían subido a 0,376 y 0,799. En el primer caso supone duplicar la cantidad y en el segundo, triplicarla. En porcentaje, un 127 % y un 240 % más.

Factores

El vicepresidente de AVA, Celestino Recatalá, explicó a este diario que el incremento en las cotizaciones obedece fundamentalmente a dos factores. Por un lado, está el incremento de la demanda, sobre todo procedente de los mercados europeos, donde los cítricos están siendo muy consumidos por las vitaminas que conlleva ny sus efectos potencialmente beneficiosos para luchar contra la pandemia de coronavirus. En este sentido, explicó que ha habido momentos en la actual campaña en que ha resultado incluso imposible atender la mencionada demanda por el volumen de la misma y por las carencias propias.

Y es que la actual campaña, entre otros motivos por el impacto del clima, ha sido mucho menos generosa que la anterior. De hecho, en AVA aseguran que la producción ha bajado de media un 20 % en España, aunque en la Comunitat Valenciana el descenso se ha elevado hasta el 30 %. No ha sido un fenómeno local, dado que otros países productores del Mediterráneo, como Egipto, Turquía y Marruecos, también han sufrido una merma en sus volúmenes. En estos momentos, las naranjas que se venden en los supermercados y tiendas del país son españolas, aunque se encuentran ya cerca del final de la campaña, por lo que en breve empezarán a llegar los cítricos de Sudáfrica.

Recatalá admitió que el alza en un 20 % del consumo de agrios ha mejorado la renta de los citricultores, pero también precisó que los empresarios han padecido costes suplementarios como consecuencia de la pandemia, debido a las estrictas normas para evitar contagios durante los desplazamientos de los recolectores. Donde antes una furgoneta desplazaba a nueve personas a los campos, ahora solo podía llevar a tres, con lo que ha habido que elevar los costes para el traslado de los trabajadores.

Si a las naranjas tardías les está yendo bien en este final de campaña, el balance de las variedades protegidas no puede ser mejor, según la información facilitada por AVA. Concretamente, este tipo de mandarinas ha cerrado la temporada con más producción y mejores precios. Celestino Recatalá, que también es presidente de la Asociación de Operadores de Variedades Vegetales, detalló que tanto la Nadorcott como la Orri han registado unos volúmenes de producción que superan el 10 % de la cosecha del año anterior, en contraste con el ya mencionado descenso del 20 % de las variedades convencionales.

Precios

A pesar de contar con una mayor producción, ambas mandarinas han logrado experimentar un sensible incremento en las cotizaciones en el campo. Según la Mesa de Precios de Cítricos del Consulado de la Lonja de València, la horquilla de precios de la variedad Nadorcott se ha situado entre 0,70 y 0,90 euros por kilo, mientras que la Orri «ha vuelto a erigirse en la variedad estrella del tramo final de la campaña con unas cotizaciones que oscilan entre 0,80 y 1,3 euros».

Celestino Recatalá subrayó al respecto «los mejores niveles de rentabilidad que otorga la limitación del número máximo de plantas para adecuar la oferta a la demanda, tal como sucede con Nadorcott, Orri, Spring Sunshine y Mandanova».

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats